martes, 28 de diciembre de 2010

INTRAMUROS DEL 2009

 

     Atrás quedó el 2009 y como es costumbre llega la hora del balance. Un año más, desde este recuadro semanal de cada sábado, hemos intentado introducirnos en el Jerez intramuros, ese Jerez íntimo, profundo, que no ocupa portadas, pero que sigue palpitando dentro de las murallas de su propia historia.

     Jerez intramuros  ha querido seguir siendo durante este 2009, que ya es pasado, algo más que un simple recuadro de opinión sobre la actualidad local, un reflejo o una voz más  de ese Jerez que se nos va de las manos por las tendencias de la globalización y del progreso.

     Jerez, tiene aún un intramuros muchos más extenso y rico que el que nos dejaron nuestros antepasados delimitado por una vieja muralla. El que llega a Jerez y no traspasa el intramuros de la ciudad, pobre visión se llevará de la misma, porque hay otro Jerez que rara vez sale en los periódicos, es el Jerez de los sentimientos, de las costumbres, de su arraigada religiosidad, de la clausura del convento o la bodega, de su lenguaje, de su propia idiosincrasia. Es Jerez mulcultural, señorial, campero, británico, castizo y también, impasible ante los ataques y ante su pasado pueblerino.
   
     Junto a la gran ciudad hay un intramuros que se expande mucho más allá del antiguo callejero, que, se resiste, unas veces para bien y otras para mal, al progreso de los nuevos tiempos.Todo ello ha tenido un año más, desde la visión particular, entre artículos de opinión sobre asuntos políticos y otros temas de carácter general, su reflejo en este recuadro semanal.
   
     Entrando en el intramuros de la actualidad local, comenzamos el año hablando de la paz, porque de la paz se hablaba en la recoleta capilla de los Desamparados, cuando la guerra había hecho nada más que comenzar entre los comerciantes de la Porvera y el Ayuntamiento. El caso de Marta del Castillo nos trajo el recuerdo de aquel Niño Perdido de Santo Domingo y a su vez nos hizo ver que los ríos no son cementerios. El turismo religioso, con la apertura de los templos, fue otro de los temas locales que más se ha hablado en este pasado año.El ambiente de la Cuaresma en nuestra ciudad, la Semana Santa oculta y las peculiaridades de nuestra Feria del Caballo fueron otros de los temas recogidos. El ascenso del Xerez acaparó varios artículos, así como otros temas puntuales del Jerez íntimo como las monjitas de la calle Barja, el legado de los Ponce de León, el concierto ofrecido en el patio de Camporreal, la Ronda de Muleros, el Padre Corona, el culto a las formas o el Jerez salesiano fueron otros de los temas tratados. Los bautizos civiles, la gripe A, el carril bici, el merendero de la Alameda Vieja, la biografía del Obispo Rafael, la labor de Cáritas, el puente y la venta de la Cartuja y la independencia de la Barca de la Florida fueron temas de actualidad que, también, tuvieron su análisis en este Jerez intramuros. Cerramos el año hablando de la importante ayuda a los barrios históricos, la verdadera luz de la navidad y la tradición del belen del Sanatorio.
   
     Un año cargado de noticias locales que desde este Jerez intramuros han cobrado el protagonismo que merecen, porque muchas de ellas tienen como fundamento parte del tesoro más peculiar de la ciudad. Un intramuros de la ciudad que, como nuestras zambombas, debería contar con la declaración de Bien de Interés Cultural porque así gozaría de la protección debida para no pasar al olvido. Mientras esto no ocurra, seguiremos cada sábado, desde este recuadro, intentando defender aquello del Jerez de todos los tiempos, que por su riqueza cultural, aún no ha sido derribado para facilitar la circulación de los nuevos tiempos. Son muros de la historia local que, si somos capaces de cuidar, ni el temporal de estos días podrá derribar.
    
      (Artículo publicado en Información Jerez el 2 de enero de 2010. Con ello llegamos al final de esta trilogía de artículos sobre los tres últimos años anteriores a este 2010 que ya acaba)



El ascenso del Xerez fue, sin duda, la gran noticia deportiva del año 2009. En la foto la alineación del equipo jerezano en el año 1954


 

TRAS LA MURALLA DEL 2008



     Jerez ha dejado atrás la muralla del 2008 y desde este intramuros semanal hemos sido testigos de cuanto acaecía dentro de cada una de esas doce puertas que, mes a mes, han tenido fiel reflejo en este recuadro periodístico.
   
     La puerta de Enero es la que mira al norte, la mas fria y con un camino de acceso empinado, abrimos esta primera puerta del 2008, un 5 de Enero pensando en como acertar con los regalos, y como consecuencia de tanto gasto Enero nos llevó a afilar el ingenio por las bajadas de las ventas; al final de la puerta de Enero nos trajo la última luz del Lealas, aquella luz del fuego que destrozó lo que quedaba de aquel cine cercano a la Plata; se cerró con otra llamada de socorro para salvar el entorno la de la Ermita de Guia.
    
     La puerta de febrero se abrió con el recuerdo a Bartolomé Lora, aquel jerezano en la diáspora impulsor de nuestra joven diócesis, sirvió de marco para la conmemoración de los 125 años de las Esclavas en Jerez y para la reivindicación de la conservación del patrimonio jerezano con el ejemplo de la Casa del Cristo en la calle Pollo; por último febrero fue testigo de lo mucho que tiene en común Jerez con Umbrete.
    
     La puerta de marzo tiene olores de primavera y una luz especial a Cofradías por eso, con motivo del primer viernes de marzo, se abrió con la petición de perpetuar la memoria de Chaveli y se pudo entrar en ella en un domingo de mesas electorales y pregones, saboreando el culto público y con la prensa en mano echando en falta las crónicas de Manolo Liaño. 
    
     Desde la puerta de Abril miramos a la Merced y vimos al Padre Jesús entregándole aplausos a la Morena Patrona, hablamos de las obras en los claustros dominicos, del sitio de Zaragoza en la próxima Feria del Caballo y de la finca Salto al cielo, todo ello noticias en aquellos días.
    
     La portada de mayo, tiene sabor a fiestas, a la vigencia de lo irreal que tan latente se hace en los días de Feria, la portada de mayo recuerda a esa Córdoba de los patios y a aquel trascendental partido que tanto significó para los equipos de Jerez y de la ciudad califal, nos acercó a la revitalización de la Ermita de la Ina, nos indicó el camino para volver a ser lo que fuimos, haciendo gala de lo que dice el himno de Andalucía e hizo patente la retirada de los símbolos de nuestra historia política más reciente.
    
     Junio abrió sus puertas para reconocer la labor cofrade de Ana María Salas, para las reivindicaciones del transporte, para recordar el pésimo estado en que se encuentra la capilla del Sagrario de San Mateo y  para la inauguración de la nave del pescado de la Plaza.
   
     La puerta de julio estrenó este año toldos vendiendo sombras a los transeúntes de Lancería, la memoria histórica de los veraneos en los patios; trajo la noticia del fallecimiento de Manolo Prieto, el recordado profesor de vaciado; y del cura Carlos el quinto evangelista de la parroquia de San Marcos.
    
     Agosto es la puerta del sol, de los calores y de las salidas y entradas, en este 2008 nos llevó a la vieja y controvertida Plaza de Belén, al reconocimiento a aquella clásica guía de Manuel Esteve; a incidir sobre la Ermita de Guia, a rezar por las víctimas del accidente de Barajas aferrándonos al aviancioto de una Virgen y a la defensa de nuestro idioma tan deteriorado en los últimos tiempos.
    
     El portalón de Septiembre nos introdujo en el arte de ser camarero, en el comienzo de las clases, en la polémica sobre los retratos de los Alcaldes y en el acontecimiento del nombramiento de nuestro Obispo como Arzobispo castrence.
    
     Octubre abrió su puerta con la discutida propuesta del nombre del aeropuerto jerezano,  hizo presente la relación de Jerez y el Pilar, la historia del Tio Pepe de Madrid y se cerró desde San Telmo a Cristina con la Virgen del Valle.
    
     Noviembre fue la puerta de los muertos de Halloween, de las similitudes entre San Martín y Obama, del sueño del Padre Bellido con la reapertura de San Dionisio y del anuncio de las restricciones de tráfico en Corredera.
   
      La última puerta de la muralla del 2008 se cerró sin crucifijos porque molestaban, llena de puentes, con los homenajes a Manolito el del Huerto, con la venta del Gallo Azul y llenando de arte belenista a Jerez.

     Doce meses, doce puertas, muchas causas y un solo fin abrir las puertas de este Jerez intramuros a la realidad del día a dia desde un sabatino recuadro. 
    
     (Artículo publicado en Información Jerez el 3 de enero de 2009 que nos sirve para seguir haciendo balance de los hechos más relevantes acaecidos en los últimos años a nivel local))

Uno de los acontecimientos más relevantes del año 2008 a nivel local y religioso fue la Coronación Canónica de la Virgen del Valle

   
   

lunes, 27 de diciembre de 2010

INTRAMUROS DE UN AÑO

    

     RECORDAR EL VOLVER A VIVIR, CUANDO FINALIZA UN AÑO ES COSTUMBRE HACER BALANCE, DESDE ESTE BLOG NOS REMONTAMOS TRES AÑOS ATRÁS PARA RECORDAR LO ACONTECIDO EN NUESTRA CIUDAD EN EL AÑO 2007.

     Finalizamos 2007, un año que, en lo local, ha tenido su reflejo en este Jerez intramuros de cada sábado.
Comenzamos el año, como siempre, reivindicando el sitio que los auténticos Reyes Magos deben tener ante tanto disfraz mediocre y tanta falta de respeto a quienes merecen los mayores honores por cuantas ilusiones portan. No habíamos aún quitado las bombillas navideñas cuando ya se estaba hablando de una nueva Carrera Oficial, la misma que parece que nunca va a quedar definitivamente configurada, y de la politización que se hizo de la misma. También se intentó sacar provecho a esa llamada aconfesionalidad del Estado cuando el colectivo musulmán de Jerez planteó la posibilidad de llevar a cabo, eventualmente, las oraciones islámicas de los viernes en la antigua mezquita del Alcázar

      El palacio de Villavicencio acogió hasta el 18 de febrero la exposición Francisco Pinto Berraquero, vida y obra de un escultor, siendo el primer gran reconocimiento de Jerez a un auténtico genio. También en estos días se presentó el cartel de la Semana Santa, basado en una magnífica obra pictórica de José Manuel Reyes. El 10 de febrero Jerez entraba en el intramuros de nuestras bodegas, la situación difícil que pasan nuestros caldos así lo requería y el 17 de ese mismo mes se hacía eco del último terremoto padecido en España.

      Otro tema controvertido también tuvo su cabida en este recuadro de opinión: la pilona de Fate y todo lo que ello trajo de actualidad.

      Con marzo llegaba una mayor actividad cofrade, el primer viernes de marzo, lo que Capuchinos ofrece, los curas de urgencia (con motivo del día de las vocaciones religiosas), los primeros cofrades de Jerez, la Pasión por Jerez y los tópicos semanasanteros fueron la particular aportación a la importancia y trascendencia que la Iglesia Católica ha tenido siempre en nuestra ciudad. Capitulo aparte mereció la marcha de Lete

      La Coronación de la Esperanza no quedó atrás y tuvo que ser Ella la que pusiera a todos los políticos de acuerdo, en el último pleno de la anterior Corporación Municipal.

      Mayo fue tiempo de exposición de listas en los colegios y de desconciertos para padres y directores, fue tiempo de feria con aquella portada que aún nos sigue faltando, de aniversario por Montealto y de reflexiones pre-electorales en el Rocío.

      Nuevos inquilinos esperaban, en Junio, a las casas consistoriales, nuevos inquilinos que mirar más de una vez a esas virtudes que coronan frontones del Cabildo Viejo. Junio nos trajo, además, el derribo el antiguo Obispado de Eguiluz, nuevos alcaldes de municipios y nuevos alcaldes de barrios. La reivindicación de la valiosa talla de la Virgen de los Remedios que preside la portada de la capilla de su nombre, los palacios de San Miguel, la bodega de Baco, el palacio de San Blas fueron reclamos de este Jerez intramuros.

      La deuda que aún mantiene Jerez con Ruiz Mateos, la similitudes entre Jerez y Oporto, el Jerez de Pemán, el de Richard Ford y el de González Gordon cubrieron el verano.

      Con Septiembre llegó el Consuelo de los jerezanos, el recuerdo de García-Figueras, y la recuperación de las fiestas de la Vendimia. Octubre fue el mes de la Escuela de Artes, del cierre de la calle Prieta, de la boda del año con un marco incomparable y de la Defensión que necesitamos. La memoria histórica, el palacio de la comisaría, el rey y la Niña María cobraron protagonismo en noviembre, y las palomas, el dogma que Jerez juró, la fiesta de Loreto y las coplas de Nochebuena coparon el mes de diciembre. Un año más del intramuros de nuestra historia y una nueva puerta que se abre al futuro en la muralla del tiempo.

      (Artículo publicado en Información Jerez el 29 de diciembre de 2007)



Una de las noticias más impactantes de aquel año 2007, a nivel local, fue el fallecimiento del cofrade, belenista, decorador y concejal José Alfonso Reimóndez López el popular y querido Lete


viernes, 24 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD



    
     Cada año por Navidad se escribe un capítulo de nuestra historia. Cada Nacimiento es un artículo del intramuros de nuestra propia vida. Cada Nochebuena es un libro cargado de vivencias que se reabre por unas páginas centrales donde siempre aparece la luz de Belén.
    
     CON EL DESEO DE UNA FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS LECTORES DE ESTE JEREZ INTRAMUROS, ABRO EL LIBRO DE LOS  BELENES QUE FORMAN PARTE DE MI HISTORIA PERSONAL Y FAMILIAR.


MI Belén 2010



Mi Belén 2009



Mi Belén 2008



Mi Belén 1998



Mi Belén 1981



Mi Belén 1979












miércoles, 22 de diciembre de 2010

EL BELÉN DEL SANATORIO

    

     Aún recuerdo cuando, de pequeño, en la noche de Nochebuena, mi tío Pedro nos cogía a todos los niños de la casa, nos montaba en la furgoneta DKV de la empresa y nos llevaba a ver el Belén del Sanatorio de Santa Rosalía, hoy Hospital Juan Grande. Allí, junto al enorme azulejo del santo, nos deleitábamos con aquel Belén monumental en el que no faltaba de nada pero que, sin duda, lo que más nos llamaba la atención era el ángel que se aparecía y desaparecía, gracias a una técnica de reflejos que mi tio conocía muy bien al haber ayudado a su realización.
   
     El Belén del Sanatorio ha sumado a su sentido tradicional su carácter benéfico, como fiel heredero de aquel santo de la orden de San Juan de Dios, que da nombre a las instalaciones hospitalarias y que, además, es patrono de toda la diócesis por su benemérita labor en pro de los más necesitados.
   
      La historia del belenismo en Jerez viene de antiguo. Si nos remontamos solo a la época de la posguerra ya encontramos distintos Belenes montados en Jerez, entre ellos el del Auxilio Social, el de la basílica de la Merced, el del colegio de San Ignacio, el del grupo escolar Menéndez Pelayo y el del Frente de Juventudes, instalado en la calle Eguilúz nº 6. Luego vendrían los del Buen Pastor, Las Angustias, el Beaterio, San José, Sagrado Corazón, Banco Bao, etc. En el año 1944 ya figura en prensa el Belén del Preventorio Municipal, instalado en el antiguo Balneario de San Telmo y el del Sanatorio de Santa Rosalia que en la referencia que se hace en el diario "Ayer" se especifica que es un nacimiento que se viene montando desde hace años.
   
     El Belén del Sanatorio pronto cobra un extraordinario éxito entre los jerezanos, pues en el año 1952, siendo incesante el número de visitantes se decide dejarlo abierto al público varios días después de las fiestas navideñas, al año siguiente son más de cuatro mil personas las que lo visitan, continuando con esta tónica en años sucesivos. Especialmente destacado en la historia de este Belén, fue el año 1962 que para su inauguración contó con un  pregón de la Navidad a cargo del Obispo Auxiliar de Sevilla, Monseñor Cirarda; actuando la Rondalla del Colegio La Salle que interpretó un selecto programa de villancicos. Fueron recordados artífices de este Belén los hermanos Federico y Joaquín, ambos auténticos artistas y, en los últimos años, el hermano Manuel, otro excelente belenista.
     
     Casi desde los inicios del concurso de Belenes el del Sanatorio ha sido uno de los más galardonados. En 1997 la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios,recibió, por parte de la Asociación de Belenistas de Jerez, el título de "Belenista de Honor" por su dilatada tradición belenista, recibiendo el diploma enmarcado D. Teodoro de Juan y D. Adrián del Cerro , miembros de la Orden. 
   
     En estos dias de la Navidad el Belén del Sanatorio es una cita obligada por cuanto significa para la historia belenista de la ciudad, por el cariño y dedicación que los Hermanos de San Juan de Dios y sus colaboradores han puesto siempre en mantener una tradición tan artística y tan nuestra, haciendo presente año tras año, de forma tan hermosa, el hecho más sublime de todos los tiempos, el nacimiento del Niño-Dios.
    
       (Artículo publicado en Información Jerez el 26 de diciembre de 2009 )

La historia del antiguo Sanatorio de Santa Rosalía esta llena de instantes que recuerdan el espíritu de la Navidad. En la foto la memorable visita de la Virgen de la Merced realizó hace años a los niños allí hospitalizados.

      

martes, 21 de diciembre de 2010

COMERCIALIZAR LA FIESTA



     La crisis y el afán por ganar dinero nos está llevando a que hoy todo se comercialice, especialmente las fiestas y celebraciones, a costa incluso de desvirtuar la propia esencia de la celebración 
   
     Celebrar es conmemorar, festejar una fecha, un acontecimiento. Se puede hacer una celebración de muy distintas maneras, cada grupo humano o cada persona tiene su forma peculiar de celebración. Andalucía es muy dada a las celebraciones, sobre todo las que tienen un carácter religioso. Se celebra con grandes festejos, la Navidad y las llamadas, Fiestas de Primavera, la Semana Santa y la Feria, el Corpus, se celebran romerías, cruces de mayo, fiestas patronales, aniversarios de reconquistas y hasta el mes de los difuntos con la fiesta de los "Tosantos", efemérides y sobre todo la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones) etc. .
   
     Pero todas esta celebraciones tienen un origen más íntimo y escogido, más familiar aunque todo se haya desbordado y comercializado. En esta semana nos llegaba la información de los 20.000 euros que reporta a nuestro Consistorio jerezano las bodas civiles que se han celebrado este año en el Ayuntamiento. Hay dos celebraciones en Andalucía que aún conservan esa esencia festiva del compartir entre amigos, el Rocío donde la mayoría de las casas no son bares sino lugares de encuentro en el que los anfitriones ponen en común lo que tienen e invitan a los de fuera y en la Feria de Sevilla donde en las casetas particulares, sin ningún tipo de interés económico, se vive la fiesta como en la propia casa invitando a cuantos conocidos quieren sumarse a participar.con ellos de la gran fiesta de la ciudad.  
   
     En Jerez se celebra de una forma singular la Navidad, sus Zambombas son un claro exponente de ello. En el mundo quizás sea la Navidad la celebración que más se ha comercializado. De ser una fiesta para los cristianos en torno al Nacimiento del Salvador ha pasado a ser todo un negocio, donde lo principal no es ya aquel alumbramiento que se produjo hace más de dos mil años sino en el puro consumismo. La Navidad es el gran negocio del año, donde todo se celebra con dinero por delante, comidas de empresa, regalos por Navidad, por Reyes, por amigos invisibles, por compromisos profesionales y por tantas cosas que se han ido implantando como algo que hay que hacer a la fuerza si se quiere cumplir con las normas establecidos.
   
     Lo poco que nos quedaba a los jerezanos, y que no estaba comercializado, era el derecho a reunirnos los familiares y amigos en torno al tradicional Belén para cantar aquellas coplas de Nochebuena, que nos legaron nuestros mayores, mientras entre todos se aportaba aquellas delicias navideñas que tradicionalmente se elaboraban en fogones caseros. Se cantaba, se comía, bailaban los más osados y todo con el Niño Dios como protagonista de una celebración que lo tenía a El como centro. Sin nada de barras, sin nada de cubatas, sin nada que nos recuerde las macro fiestas de fin de año o los botellones.
    
     Comercializar la secular fiesta de la Navidad jerezana, la secular zambomba, es ir contra de su esencia, contra esa genuina forma de celebración tan jerezana y tan nuestra, es desvirtuar una fiesta castiza y singular que se podrá exportar, que se podrá explotar, que se podrá exaltar, pero que si sigue comercialisándose,, sin la grandeza del compartir,de la amistad, de la familiaridad, sin los cantes de siempre, sin la riqueza de lo popular, la autenticidad de lo que no ha sido perturbado, se podrá llamar como quieran, zambombas o zambombás, pero que el que venga a participar de la celebración navideña jerezana que no piense que un gran local o una carpa con barra de bar y altavoces o una discoteca, sin patio, sin vecinos, sin fuego en el centro,sin tantas cosas que le son propias, y por supuesto sin Niño Jesús, es la famosa zambomba jerezana porque simplemente se habrá equivocado. 
   
        (Artículo publicado en Información Jerez el pasado sábado 9 de diciembre de 2010)

Recopilación de fotografías antiguas de las seculares zambombas jerezanas

   
   
   

lunes, 20 de diciembre de 2010

SOS POR SANTIAGO




     El emblemático templo jerezano de Santiago parece que tiene una maldición.Si sobre esta iglesia recayera algún tipo de leyenda, nos hablaría de trifulcas entre payos y gitanos del barrio, entre el clero parroquial y clanes familiares, entre el mismo arquitecto que la levantó y con algún mal gesto con una de tantas matriarcas que hicieron historia en tan castiza collación, enfrentamientos que hicieran caer algún tipo de maleficio sobre el templo. Pero nada de esto se sabe, lo que si es verdad es que la historia de la popular iglesia de Santiago está llena de dificultades, de intervenciones por problemas estructurales y de cierres prolongados.
   
     Desde el siglo XIX han sido constantes las actuaciones realizadas, las más importantes se llevaron a cabo entre 1879 y 1908, años en los que se trasformó la iglesia hacia un gótico mucho más puro y la que, como consecuencia de esta intervención, hubo de realizarse, posteriormente, distintas restauraciones, debido a problemas que se habían ocasionado, hasta tal punto que en 1902 la iglesia se declara en ruina. En 1928 de nuevo el pilar que había hecho saltar la alarma hubo de reconstruirse. En 1952 afloran de nuevo los problemas estructurales. En 1956 se hundió el tercer pilar de la nave del Evangelio, es el momento que se llegó a pensar en el derribo del templo para construir uno nuevo, debido al alto coste de la intervención. Una barbarie de daños incalculables que hubiese hecho desaparecer una de las grandes joyas no solo de la ciudad sino de todo el arte gótico en general.

      Hace unos cuatro años de nuevo la iglesia fue cerrada por problemas estructurales y cuando parecía que la restauración marchaba a buen ritmo la quiebra de la empresa que realizaba las obras de restauración a lo que se unieron problemas económicos, provocó que Santiago quedara, una vez más, olvidado,. mientras se producían robos y otros signos de abandono. Ahora parece que llegan fondos económicos para la iglesia de Santiago y que pronto pueda abrir sus puertas completamente restaurada
    
     Esta jerezana iglesia es la parroquia de un barrio de fama universal y un histórico monumento con aires de catedral que para si quisieran muchas diócesis de España, sin olvidar que se trata de una construcción gótica a la que se le han añadido luego en estilo barroco el remate de la torre y la espadaña, así como la Capilla del Sagrario, cuadrada y con una portada barroca al interior, realizada por la Hermandad del Prendimiento en el siglo XVIII.Tras la restauración dirigida en el año 1.964 por Pons Sonella, que la salvó de su desaparición, la iglesia adquiere su aspecto actual una vez eliminadas del exterior las edificaciones adosadas que impedían la vista de su ábside gótico poligonal; y del interior, toda una serie de retablos añadidos sin valor artístico alguno. Con ello, ahora la iglesia se presenta sobria y austera, con la sola belleza de su magnífica arquitectura..
    
     En definitiva un joya de nuestro patrimonio artístico, histórico y monumental que fue declarado como Bien de Interés Cultural, cuyos valores arquitectónicos y artísticos le valieron su declaración como Monumento en 1.931. Monumento que hay que cuidar y mimar como uno de los grandes tesoros de la ciudad, poniendo todos los medios necesarios para que no vuelvan a repetirse los problemas estructurales que tanto daño le han causado en sus siglos de historia, un daño no solo material sino también en el sentimiento de cuantos ven al templo de Santiago como parte importante de su vida y que no desean, nunca más, tener que lanzar un SOS por Santiago.

     (Artículo publicado en Información Jerez el pasado sábado 18 de diciembre de 2010)



La iglesia de Santiago tras el derrumbe producido en 1956



Año 1956. Detalle del hundimiento del pilar y parte de la bóveda de la iglesia de Santiago




Impresionante fotografía del derrumbe desde el interior del templo




El templo de Santiago en obras hace más de cincuenta años




sábado, 18 de diciembre de 2010

TUVO QUE SER LA ESPERANZA




DEDICADO A LOS COFRADES DE LA ESPERANZA DE LA YEDRA POR EL INMENSO GOZO DE LA PRÓXIMA CORONACIÓN CANÓNICA DE LA REINA DE LA PLAZUELA
 
      El martes tuvo lugar el último Pleno de la actual Corporación municipal, más de tres horas de intenso debate centrado, principalmente, en el interés por acaparar tiempos en la programación electoral de Onda Jerez. Más de tres horas sin ponerse de acuerdo los distintos grupos municipales, salvando los treinta minutos que, por unanimidad se aprobaron nueve puntos del orden del día. De entre estos puntos uno, propuesto por el PSA, y que llamaba la atención: “La adhesión a la petición de Coronación Canónica de la Esperanza de la Yedra”.

      Que se pusieran de acuerdo en temas burocráticos para la ciudad o en otros asuntos propios de la Administración local es lógico y hasta una obligación, pero que los dos partidos socialistas, y hasta el comunista, pidan que se corone una Virgen es como menos curioso y más aún, cuando se hace una aclaración intentando desvincularse de cuestiones religiosas.

      Al final, parece ser que tuvo que ser la Esperanza quien pusiera de acuerdo a todos ellos, cosa altamente difícil, y más aún cuando, en la política actual, los temas religiosos parecen que queman porque dan calor pero no conviene tocarlos. La petición de coronación canónica de la Yedra no necesitó debate, ni votaciones, ni nada, dio la impresión que todos los munícipes tenían claro que a la Esperanza había que coronarla, que con la Esperanza no caben discusiones, que si se habla de la Esperanza todo comentario sobra porque todo está ya dicho. ¡Qué tarde se han dado cuenta nuestros ediles de que aquí, como en toda Andalucía, quien manda es la Estrella de la mañana! Que la auténtica alcaldesa es Ella, la que arrastra a las masas, la que ganaría cualquier elección, la que es capaz de gobernar sin convulsiones y sin salir en Onda Jerez.

      Para que nadie se confunda y quiera sacar una rentabilidad política, las coronaciones canónicas de las imágenes de la Virgen tienen un carácter exclusivamente religioso, y es, según la normativa actual, un acto litúrgico peculiar y extraordinario, y de gran importancia dentro del culto cristiano, motivado por la devoción mariana hacia una determinada imagen sagrada de Santísima Virgen María. Siendo completamente legítimo la adhesión de asociaciones civiles, culturales y las autoridades locales.

      Pero esa adhesión debe ser sin desvincular lo religioso con lo popular, porque la coronación quien la otorga es la Iglesia y no tiene sentido una cosa sin la otra. Pedimos que se corone a la Esperanza y con ello pedimos que la Iglesia reconozca la apreciable historia de la imagen y de su devoción; el valor artístico de la propia talla; la extensión de su devoción como vínculo de unión entre los fieles; la rica historia del templo donde se venera, el culto litúrgico que se le tributa, el apostolado mariano que se realiza; y cualquier otro hecho sobre la imagen y su devoción por parte del pueblo cristiano; estimando su importancia a la luz de la fe cristiana y la conveniencia de la coronación.

      Todo esto es lo que se pide cuando nos adherimos a una coronación canónica, todo esto es lo que ha pedido el Ayuntamiento, el grupo popular, los dos grupos socialistas (el obrero español y el andalucista), y el comunista al adherirse a esa petición para la Esperanza. Y todo esto lo han hecho en nombre de los jerezanos, sin interferir secretarios provinciales ni regionales, sin asambleas locales, sin políticas de pactos, sin memoria histórica, desvinculándose de otras actuaciones de compañeros de partido y hasta dejando de lado convicciones ateas y hasta republicanas cuando hablamos de coronas. Y todo lo ha hecho posible la Esperanza, ni Karl Marx ni Friedrich Engels podrían haber imaginado, que en Jerez, un Ayuntamiento mayoritario de izquierdas, pidiera una coronación canónica para una Virgen, quizás es que, en su momento, no cayeron que al final, antes de que todo se pierda, siempre queda la Esperanza.

      (Artículo publicado en Información Jerez el 28 de abril de 2007. Formó parte del expediente de la Coronación y hoy cobra protagonismo tras el anuncio ayer de la aprobación de la Coronación Canónica de la Esperanza de la Yedra)



La Plazuela fue ayer toda una fiesta ante el anuncio,por parte del Obispado, de la próxima Coronación Canónica de su Virgen de la Esperanza. Fotografía antigua de las Puertas del Sol  que recoge todo el ambiente popular y castizo de este enclave jerezano.










viernes, 17 de diciembre de 2010

JUVENTUD DIVINO TESORO


 


     La noticia de esto días ha partido desde los juzgados sevillanos, donde unos jovenzuelos con sus propias mentiras no paran de reírse de toda la sociedad y de sus instituciones y, en el ámbito local,  desde el pub "Los hierros" un clásico de las noches jerezanas, donde un asunto personal ha tenido enorme repercusión mediática.

     "Los hierros" fue uno de los primeros pub que surgieron en Jerez, cuando en la década de los setenta del pasado siglo XX los jóvenes de entonces se movían entre el "Castelao" de la calle San Francisco de Paula, el "Piano" del Polígono, "la Taberna Inglesa" del Bosque, algunos más de San Joaquín y este de "Los hierros" que era un local, en cierto aspecto, selecto. Era una juventud con pocas posibilidades que se conformaba con las fiestas del Automóvil Club de Montealto, con las del Coloma y el Álvar Núñez, con tomarse unos refrescos en las terrazas de la Rosaleda o del bar "La Espléndida" y algún que otro café en "El Manila" del Mamelón. Una juventud de fiestas en las casas con luces de colores y discos Singles o LP de Pink Floyd, los Bee Gees  o Carlos Santana o de Camilo Sesto, Fórmula V o Los diablos para los amantes de los productos nacionales. Era la juventud posterior a los guateques y anterior a los Hombres G, una juventud interesada por la política, una juventud con ideales, con ganas de cambiar y de comerse el mundo. Era la juventud que vivía de lleno la Feria, la Semana Santa, que disfrutaba con las cabalgatas, con las navidades, la noches de verano, que movía cielo y tierra para poder celebrar con los amigos la Nochebuena o el fin de año. Una juventud, la que vivió los primeros años de "Los hierros", que no actuaba en manada, que se había educado entre normas estrictas y la autoridad del padre, el profesor y el Estado, una juventud que disfrutaba a su manera, sanamente y con sus amigos.
   
      Hoy hay un cierto sector de la juventud, afortunadamente no todos pero si muchos, que han entrado en una globalización total, que tiene como eje de su disfrute el botellón, como si en el mundo no hubiese mas diversión que estar un montón de horas a la intemperie con un vaso en la mano y charlando, y eso que no siempre es la charla cordial la que priva. Que su meta es vestirse igual que los demás aunque sea a consta de perder personalidad y los más elementales normas de elegancia. Que el respeto y la educación brille por su ausencia, porque eso ya no se lleva  y, lo que es peor de todo, una ausencia total de valores humanos propios de una sociedad avanzada y civilizada. 
     
     No hace falta ver algún episodio del programa televisivo "callejeros" para darse cuenta hacia donde camina un sector importante de la juventud de hoy. Ya en aquellos años setentas se hablaba mucho de que no era lo mismo libertad que libertinaje, que nunca se debe perder el principio de autoridad si queremos vivir en un mundo donde nos respetemos mutuamente, que la juventud, si queremos que siga siendo un divino tesoro, hay que conducirla por un camino que dignifique a la persona, con la firmeza que supone el impedir que nada se tuerce, que se pueda llegar a la madurez sobre la base de unos fundamentos que son imprescindibles para un mundo mejor.
      
      Nuestra sociedad, como definía hace unos días el escritor Antonio Burgos, no puede convertirse en una niñatocracia, donde de tanto proteger al menor que comete delitos dejemos desamparados al resto. Donde la permisividad produzca seres inhumanos, insociables, que al final lo que debe ser un tesoro de convierta en un peligro. 
     
      La Constitución no reconoce la pena de muerte, ni la tortura, ni la cadena perpetua pero ¿para quien? ¿para los asesinos o para los asesinados que tienen que seguir viviendo? ¿o no es pena de muerte, tortura y cadena perpetua la que tiene que padecer los padres de Juan Holgado, de las niñas de Alcácer, de Mari Luz, de Marta del Castillo o de tantos otros que viven en un infierno desde que unas manos asesinas, nacidas muchas de ellas de una juventud sin principios, les cortaron de raíz su felicidad? ¿No han sido estos padres condenados de por vida por una falta de autoridad en su momento, por un asqueroso negocio de drogas, por un vil abuso de fuerza, por tanta permisividad sin control alguno?.
     
       La juventud tiene derecho a seguir siendo un divino tesoro y la sociedad en general, con la justicia incluida, el deber de llevarla por el camino adecuado aunque para eso haya que cambiar lo que se tenga que cambiar.
      
        (Artículo publicado en Información Jerez el 21 de marzo de 2009, con ocasión del caso Marta del Castillo. Ayer Jerez vivió un nuevo altercado violento, en el propio centro de la ciudad protagonizado por dos jóvenes que huían de la policía)


La Rosaleda, en el parque González Hontoria fue, durante años un lugar de encuentro de jóvenes y mayores



La desaparecida dicoteca twins, en la calle Prieta, fue otro de los lugares de la movida juvenil jerezana hace unos años.




Antigua caseta de Rumasa, en el parque González Hontario, lugar de celebración de fiestas juveniles de finales de los años setenta y principios de los ochenta. 

)
          

jueves, 16 de diciembre de 2010

EL ARTE BELENISTA DE JEREZ



       Jerez en Navidad pueda presumir de ser un auténtico emporio del arte del belenismo, solo hay que darse una vuelta por los Belenes para darse cuenta que aquí el Belén, o más bien el Nacimiento, como siempre se ha conocido, es obra de artistas. Aquí en Jerez montar un Nacimiento y ponerlo a la vista del público hay que pensarlo dos veces, porque los niveles de calidad están tan altos que dificilmente pueden ser alcanzados.

        Y mucha culpa de todo esto la tiene la Asociación de Belenistas, aquella que nació un mes de febrero de 1976 cuando del anual "Certamen de Belenes Familiares y de Entidades" que desde aquellos años promocionaba Radio Popular de Jerez con el patrocinio de la entonces Caja de Ahorros de Jerez, naciese la iniciativa de aglutinar a todos los entusiastas belenistas que ya existían en esta ciudad, alrededor de un proyecto común para la recuperación y difusión de la jerezana tradición del montaje del "Nacimiento". Diez belenistas dieron cuerpo a esta Asociación que hoy es un lujo para la Navidad jerezana.
   
       Aún recuerdo de pequeño aquellos Nacimientos que montaba mi tío Pedro, unas veces en la salita y otras en el comedor de casa de la abuela, con casitas incluso colgadas en repisas, porque había que ponerlas todas; o aquellos otros que montaba mi madre en mi casa de Valientes con puentes de cartón y hasta con efectos especiales con olas al fondo chocando con las rocas, aprovechando una lampara con pantalla decorada con temas del mar, que daba vueltas y daba un efecto de olas en movimiento.
   
       Nunca faltó en Navidad el Nacimiento en mi casa, como creo  que en otras muchas, a pesar del polvo del aserrín que ponía blanco los muebles,, de lo menguada que quedaba la habitación donde se ubicaba, de los tiestos que se acumulaban debajo de la tela que servía para cubrir la mesa, del deterioro que mostraban, por años, las figuritas  por el desgaste de la pintura o bien porque, al ser de barro, se le rompían los dedos, manos y hasta brazos enteros, aunque conservaban la proporción al ser todas del mismo precio., Lo que más temía mi madre era el desbarajuste que suponía su desmontaje con juegos incluso de muñecos cuando las montañas y caminos se quedaban vaciós de pastores; llegando las piedrecillas, el aserrín, el verde artificial, y los restos del espumillón, que remataba la mesa y el paisaje del fondo, hasta la misma puerta de entrada..
    
         El montaje del Nacimiento es una costumbre que ha pasado de padres a hijos y que, afortunadamente, a pesar de lo limitados en metros de los pisos actuales, las intromisiones de costumbres extranjeras, la sociedad de confort y el laicismo imperante, sigue cada año siendo motivo de admiración para chicos y mayores. Y de todo ello hay que darle las gracias a la Asociación de Belenistas de Jerez, porque su labor en todos estos años.
      
         Como ya dijo nuestro recordado Obispo Don Rafael en su presentación del libro de los 25 años de la Asociación" " El pueblo puso en marcha con su fe su imaginación  y ofreció , muy pronto , una representación plástica , pero muy viva  y hermosa del gran misterio salvador. Jerez echó a andar la máquina de su creatividad y se hace líder en la representación del divino misterio con sus inigualables belenes. No quedó ahí su esfuerzo ni su imaginación ni su devoción navideña, sino que provoca entre los más enfervorizados por el NACIMIENTO DE JESÚS su Asociación de Belenistas" .
   
      Hoy Jerez en Navidad es un ´verdadero Belén viviente, porque los belenistas jerezanos hacen posible que su escenificaciones cobren tanta vida y tanta belleza que entran ganas de hacerse pequeño y perderse entre las callejuelas de corcho y escayola, subir montes y cruzar puentes, sentarse junto a los pastores y enseñarle el camino hacia el portal . El belenismo jerezano ha hecho posible mover los corazones en torno al Niño-Dios  y vivir con autenticidad la Navidad. Enhorabuena por ello.
       

         (Artículo publicado en Información Jerez el 27 de diciembre de 2008. Los Nacimientos jerezanos siguen siendo un referente del belenismo nacional)


Foto de un Belén familiar de hace más de cincuenta años.
       

miércoles, 15 de diciembre de 2010

LAS MONJITAS DE LA CALLE BARJA



     Existe en Jerez un lugar lleno de encanto y sencillez, un espacio en el que parece que el tiempo se ha parado, en el que los sonidos se hacen silencios y la clausura sensibilidad y amor. Este lugar en el que habitan unas monjitas desde hace siglos, tan cerrado, tan oculto, tan singular y artístico, por cuantas maravillas contiene, se abrió hace unos días para recibir a la Virgen de la Encarnación, la vecina del barrio que venía a compatir un mismo fin , un mismo encargo, una misma entrega.
   
      En el intramuros del convento de la calle Barja hay muchas maravillas y no solo de obras de arte para la vista o para el paladar, hay mucho arte en esencia, en cuanto desprende un mundo fuera del mundo, un mundo para muchas cosas mundanas difícil de entender sino se posee ese don especial de las monjitas clarisas que allí reciden.
   
      La historia de la fundación de esta casa de franciscanas descalzas se remontan a las últimas décadas del siglo XVI, y está en parte apoyada en la tradición. Según esta en las casas de Catalina de la Cerda que ocupaban el perímetro actual del convento se hospedó San Pascual Bailón, quien recomendaría a su propietaria las donase para la fundación de clarisas. Doña Catalina así lo mandó en su testamento de 1603, lo que se ejecutó en 1635, siendo ocupado por monjas clarisas del convento de Santa María de Jesús de Sevilla. De todo el conjunto destaca la sencillez, una sencillez que viene a potenciar el remanso de paz que se percibe desde su simple fachada, una vez dentro , lo primero que encontramos es un dulce compás, dulce por la belleza de sus formas y dulce por su torno de donde parte todo tipo de delicias para el paladar, un compás que es un recoleto y evocador patio con arcos y columnas y al fondo la iglesia comenzada a construir en 1628, con su portada de 1797 y su conjunto de interesantes pinturas y retablos barrocos, presidiendo el retablo mayor del siglo XVIII, procedente de la antigua iglesia jesuita de Santa Ana y reubicado en este lugar por Andrés Benítez. 
   
       Este convento tuvo enseguida una espléndida floración de vocaciones, de todas las clases sociales. Como dato significativo indicar que en 1752 el monasterio contaba con setenta monjas y que las primeras cuatro monjas que llegaron desde Sevilla fueron hospedadas en el cercano monasterio de Madre de Dios y llevadas al nuevo convento de la calle Barja en una típica carroza tirada por cuatro briosos corceles cartujanos en el marco de una gran fiesta vivida por todo Jerez. Era una época en que la Iglesia y en especial la vida monástica había gozado de unos tiempos de gran auge, hoy la comunidad se nutre de religiosas muy mayores junto con otras mas jóvenes venidas desde el extranjero, las mismas que la semana pasada abrieron sus puertas para mostrar a Jerez que allí siguen después de mas de cuatro siglos en una vida contemplativa que no pasa actualmente por sus mejores momentos.
 
      Allí estaban aquellas sucesoras de Santa Clara, las continuadoras de sor Lorenza María de San Agustín, la primera abadesa; sor María de San Gregorio; sor Mayor de la Trinidad; y sor Ángela de San Andrés, las cuatro clarisas fundadores de esta convento de San José de la calle Barja, ese tesoro oculto del Jerez intramuros de la clausura, ese museo de arte, ese parador con encanto de las oraciones y la espiritualidad.
 
      Las monjitas de la calle Barja forman parte del patrimonio histórico y espiritual de los jerezanos, no permitamos que, tal como ha ocurrido con el del Espíritu Santo, se nos pierda para siempre, no permitamos nunca que nos arranquen  lo que por tradición y por el peso de los siglos se nos ha legado para que seamos fieles guardianes de ello. Las monjitas de la calle Barja son un patrimonio digno de cuidar, lo demostraron la pasada semana abriendo sus puertas para decirnos a todo Jerez que allí siguen pidiendo por este otro mundo tan distinto pero a la vez tan necesitado de cuanto desde esos muros emana.
 
      (Artículo publicado en Información Jerez el 28 de marzo de 2009 con motivo del nombramiento de esta comunidad religiosa como Camareras de la Virgen de la Encarnación. En estos días pre-navideños son muchos los que acuden al torno de las monjitas de la calle Barja para adquirir sus exquisitos dulces)
 
 

Compás y portada de la Iglesia del convento de las Clarisas

 

Entrada al convento por la calle Barja



Retablo Mayor de la Iglesia en la actualidad



La Iglesia de las Clarisas de la calle Barja hace cuarenta años.


      

martes, 14 de diciembre de 2010

LAS COPLAS DE NOCHEBUENA


      

       Jerez tiene una forma muy particular de celebrar la Navidad, una identidad propia que se manifiesta especialmente en sus tradicionales zambombas en la cual no se cantan villancicos sino coplas de Nochebuena, porque muchas de estas coplas no tienen nada que ver con la Navidad. Existen coplas de lo más variopintas, desde aquellas que nos narran la historia de un marinerito que, como un mártir, navega en una divina fragata y por no vender su alma al final termina en el agua, otras son un claro exponente de la exageración jerezana como aquella que dice que cuando los pastores supieron que el niño estaba en cueros hubo pastor que esquiló cuatro, cinco o seis corderos o incluso aquellos otros que supieron que el Niño quería fiesta y hubo un pastor que rompió diez pares de panderetas, o aquella otra copla que nos obliga no solo a bailar, a saltar y a brincar sino también a andar por los aires.

       Otras que ponen a San José de despistado cuando narra que estaba Santa María en una piedra sentada y San José le decía ¿Qué tienes mi esposa amada? Y Santa María , enfadándose un poco, le contesta “Que quiere José que tenga al verme niña y preñada que ya pronto viene el parto y sin encontrar posada”. Otras que por el contrario es San José el que se muestra un tanto desconsiderado cuando la Virgen al oír esto (que no tenía posada) cayó desmayada y San José en vez de preocuparse por su estado de salud le suelta “Levántate esposa y anda” como si la Virgen estuviera en condiciones de levantarse. Y no digo nada de la actitud machista en que queda José cuando se pone a cantar mientras María lavaba tendiendo los trapos “pa” que se secaran. Aunque en otra copla se enmienda todo en busca de la igualdad de sexo diciendo “La Virgen lavaba, San José tendía y el Niño de Dios aguas que le traía”, dando una imagen de familia en la que todos colaboran en las tareas domésticas., llegando incluso a dar un toque de modernidad cuando cuenta que San José hace las tortas y la Virgen los pestiños y un ángel canta la nana para que se duerma el Niño.

       En las coplas de la Nochebuena jerezana no salen muy bien parados los presbíteros por un lado se le canta a curas que no van a la iglesia porque no tienen nada que ponerse y a otro no se le permite ni ponerse malito en la cama porque puede traer unas consecuencias poco ortodoxas. Los carboneros no tienen cuenta con los dineros y los mesoneros ingratos se niegan a dar posada porque si se trae dinero todo la casa es suya pero si no lo trae no hay posada ninguna. Y no digamos nada de la reputación de la Tarara y de la Micaela

       Por otro lado hay coplas que lo que hacen es confundir, y si no que lo compruebe cualquiera que no sea de Jerez y se deje llevar por la versión jerezana de “calle de San Francisco” para dar con la mencionada vía. Por lo pronto en Jerez la única calle de San Francisco que existe es la travesía de San Francisco frente al convento franciscano, no es ni larga ni serena, ni tiene cuatro faroles y menos aún cañones de artillería con un castillo enfrente; y si además cualquier vecino, si con el achaque de tomar el fresco, se asoma a la ventana para ver a la gente pasar y alguien le pregunta donde esta la plaza, en vez de indicarle enfrente, le dice, con mucha cachaza, vuelva usted la esquina, calle de Medina, calle Doña Blanca, derechito, derechito, sale usted a la plaza. Está claro que le manda a dar un rodeo tremendo y que de derechito nada.

       Sin embargo hay coplas que están llenas de sabiduría popular y de alabanza al Niño Dios. Solo hay que ver la belleza de nuestros nacimientos en los cuales las casas podrán ser de papel y las montañas también, el cielo un decorado pintado de añil y los caminos de aserrín, los ángeles podrán ser de barros, la Virgen y San José; de barro las ovejitas, la mula y el buey y de madera tallá Melchor, Gaspar y Baltasar; pero el niño que está en la portal ese si que es de vera ese si es de verdad. El que diga lo contrario es porque no tiene sensibilidad.

      (Artículo publicado en Información Jerez el 22 de diciembre de 2007. Las coplas de Nochebuena siguen cobrando protagonismo cada vez que se acerca en Jerez una nueva conmemoración del Nacimiento del Salvador)


El recordado fraile dominico Fray Domingo Campos montaba cada año por Navidad, en la capilla de San Juan Macias del templo de Santo Domingo, este misterio con la imagen de San Juan de la Cofradía de la Oración en el Huerto, la Santa Catalina del convento y un ángel de la Capilla del Rosario. La foto de Diego Romero corresponde a los años finales de la década de los setenta del pasado siglo

lunes, 13 de diciembre de 2010

LOS CLAUSTROS DOMINICOS

      

      El pasado mes de diciembre en los Claustros de Santo Domingo, con la entrega de diplomas acreditativos se clausuró la Escuela Taller Claustros III, después de dos años de labor formativa con 23 alumnos de albañilería, carpintería y cantería, un proyecto financiado por la Junta de Andalucía a través del Servicio Andaluz de Empleo y por el Fondo Social Europeo, y promovido por el Ayuntamiento de Jerez. Todo ello englobado en el  proyecto de restauración general de este edificio emblemático de la ciudad que comenzó a construirse hacia el año 1430 finalizándose el sobre claustro hacia 1595, posteriormente fueron levantadas las distintas dependencias anexas como el refectorio, la sala de "profundis", la enfermería, los pequeños claustros y la monumental escalera.
   
       Los claustros dominicos fueron expropiados por el estado a sus legítimos dueños, los frailes predicadores, con la Desamortización de 1835. Pasando posteriormente a manos privadas, sirviendo como Escuela de Artes, Museo y otros usos, abandonado posteriormente fue  restaurado gracias a la decidida participación del ilustre jerezano Salvador Díez y Pérez de Múñoz, que los compró y los cuidó con mimo, ofreciéndoselo en ocasiones a los frailes dominicos para sus procesiones y actos litúrgicos, finalmente, tras pasar por distintas manos, este monumental edificio está en posesión del Ayuntamiento de Jerez, que en su última etapa, antes de su cierre para la restauración, ha servido para exposiciones y distintos actos culturales.
   
        Los "Claustros de Santo Domingo", es un edificio monumental que está considerado como el claustro gótico más importante de Andalucía, por su grandeza y perfección. Sus sorprendentes dimensiones asombran a sus visitantes, principalmemte por el rico trabajo en tracería gótica, todo un encaje en piedra de exquisita belleza , y que lo hace ser una de las más ricas piezas del patrimonio artístico y cultural jerezano, ubicado, además, en pleno centro de la ciudad. 
   
        Desde 1999, cuando comenzaron las obras de restauración, permanecen cerrados, acometíéndose distintas intervenciones en colaboración con las Escuela Taller que durante estos años han ido trabajando para sacar a la luz todo el esplendor de este conjunto histórico. Un magnífico conjunto que, durante años, sufrió diversas modificaciones, que alteraron su primitiva fisonomía y fueron ocasionando su  consiguiente deterioro.
       
         En el 2003, fuentes municipales, anunciaban, que en año y medio, esta riqueza monumental, estaría recuperada en su totalidad. El pasado mes de diciembre, con motivo de la clausura de la Escuela Taller Claustros III, el delegado municipal de Fomento Económico vaticinó que la restauración no finalizará antes de dos años, aunque desde el Ayuntamiento se volvería a solicitar una nueva escuela taller que acometiera con éxito la restauración pendiente aún.
       
        En estos días se ha anunciado que se va ha iniciar con mayor intensidad la restauración , o más bien reconstrucción, de la parte más deteriorada y ruinosa, la zona trasera del edificio que linda con la plaza Alfonso Sánchez Ferrajón, la intervención más compleja y que requiere una mayor especialización por su dificultad y peligrosidad.
   
        Es necesario que la importante labor de recuperación que se viene desarrollando en este conjunto monumental no se pare por cuestiones burocráticas y que, cuanto antes, los jerezanos y cuantos nos visiten, podamos disfrutar de este tesoro que lleva ya oculto demasiados años. Las distintas administraciones deben de poner todo lo que esté en sus manos para que su reapertura no se demore más en el tiempo, porque los claustros dominicos, aunque nacieron para estar enclaustrados, son ya un referente de toda la ciudad, una joya para el gótico, para la orden que lo construyó, y para toda la ciudad que se enorgullece de tenerlo en su catálogo patrimonial.
        
         Lo dejó lo dicho el delegado municipal en su momento: " Los Claustros de Santo Domingo, están llamados a ser el núcleo de donde partan las rutas turísticas de la ciudad, es un elemento de primera magnitud". Que los plazos para su apertura no se prolonguen más, su importancia lo requiere
         

             (Artículo publicado en Información Jerez el 12 de abril de 2008. En breve se iniciaran las obras de mejora de la Puerta del Campo y el callejón de acceso a los claustros dominicos, con ello se dará por terminado el largo proceso de restauración de este conjunto monumental jerezano..)
     

Antiguo refectorio de los claustros dominicos cuando, a principios del siglo XX, sirvió para un efímero museo de Bellas Artes jerezano.

Los claustros dominicos antes de su restauración



sábado, 11 de diciembre de 2010

LA LUZ DE LA NAVIDAD



     Fue el pasado jueves cuando Jerez dio su pistoletazo de salida a las fiestas navideñas. Fue ese día cuando se encendió el alumbrado extraordinario, que tanto invita a ir al centro de la ciudad para las compras de estas fechas.    
   
     Con el encendido del alumbrado navideño la ciudad se transforma, cobra vida y alegría, es como una primavera dentro del invierno, llenando de musicalidad y de color el ambiente. Con la luz de la Navidad vuelven los villancicos, las tradicionales coplas de Nochebuena. Comienza el tiempo de zambombas, esas mismas que quieren declarar Bien de Interés Cultural. Un reconocimiento para la genuina zambomba jerezana que no para la "zambombá" que es otra cosa bien distinta. Bien de Interés Cultural, para la reunión de familiares, amigos y vecinos en torno a la candela, no apoyados en una barra de bar; para los aguardientes y los pestiños, no para los cubatas y los bocadillos; para cantar en torno al Niño-Dios, no en ambientes discotequeros; para compartir, no para ganar dinero, para "gloria del recién nacido, gloria" y no para "las muñecas de Famosa".
   
      Jerez comenzó, a partir del pasado jueves, la cuenta atrás hacia el día de la Navidad, eje de todas estas fiestas. Y llegarán las comidas de empresa, para festejar la Navidad, es decir el nacimiento del Salvador, un signo de unidad con la Iglesia, las loterías de Hermandades y sus Campañas de Navidad, una forma de contribuir con la Iglesia, la fiesta de los Reyes Magos, un modo de unirse a la Iglesia reconociendo a quien es Rey de Reyes.
    
      Llegaran unas fiestas en la que, gracias a Dios, los progre-lumbreras con poder, los de la amnesia histórica, quienes aún no se enteran que en democracia se deben respetar la opinión de una mayoría, aún no han conseguido que, por inconstitucional,  se retiren los belenes de las escuelas y de todos los lugares públicos, teniendo en cuenta que el Crucifijo es el mismo hombre, que nació en Belén. Quienes, consecuentemente con sus propios principios de desterrar de lo público aquello que tenga una base religiosa, deberían. igualmente, renunciar a participar en todo lo relacionado con la Navidad, es decir, comidas de empresa, pagas extraordinarias, días de fiestas, zambombas, recibir regalos, etc. etc..
    
     Fue el 10 de diciembre, cuando el cielo de Jerez se iluminó. Fue el día en que Jerez empezó oficialmente a celebrar, como solo esta ciudad sabe hacerlo, y como desde hace más de veinte siglos, que se dice pronto, lo viene haciendo más de medio mundo, la venida del Salvador, el Dios de los cristianos, el de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, el de tantas iglesias del mundo y de tantos creyentes de la humanidad, el Rey de la historia, el que con el símbolo de la cruz levantó todo un imperio en torno a la fraternidad y el amor entre los seres humanos.
  
     Ese es el fundamento auténtico la Navidad, por mucho que se quiera desvirtuar, por mucho que se quiera paganizar, por mucha aconfesionalidad de boquita para afuera. La historia es la que es, le pese a quien le pese, gobierne quien gobierne y existan las leyes humanas que existan.
   
     El pasado 10 de diciembre, fiesta de la Virgen de Loreto, se encendieron las luces de la Navidad,  la misma luz que se viene encendiendo desde que esta sencilla mujer, con toda la sociedad de su tiempo en contra, dijo si a un embarazo que no se esperaba, un si que transformó la historia y la humanidad; trayendo esa luz aún tan necesaria para quienes siguen anclados en las oscuridades del pasado.
 

      (Artículo publicado en Informació Jerez el 12 de diciembre de 2009. Este año el alumbrado navideño en Jerez se ha inaugurado también en jueves)

Muchos jerezanos recordarán aquel gran abeto iluminado que se montaba por Navidad, hace unos cuarenta años, en la rotonda de los Casinos