miércoles, 30 de noviembre de 2011

SE ARMÓ EL BELÉN




           “Se armó el Belén” fue la primera de las dos películas dirigidas por Sáenz de Heredia para mayor gloria de Paco Martínez Soria, por aquel entonces con una larga carrera en teatro y cine, con un notable éxito de público gracias a sus papeles de pueblerino tozudo pero de buen corazón. Este proyecto vino porque el productor Andrés Velasco quiso relanzar su productora Hidalgo P.C. con un taquillazo, y sabía que la forma más sencilla era dar al público lo que pedía: Paco Martínez Soria. Algo que logró puesto que el film llegó a recaudar 27.761.066 de las antiguas pesetas, o sea 166.849 euros.

            La película narra la historia de Don Mariano un cura de ideas anticuadas que es destinado a la parroquia de un conflictivo barrio de Madrid. Intentando atraer a nuevos feligreses, decide renovar sus métodos y modernizarse un poco, lo que provocará una serie de divertidos equívocos.

En Jerez se acaba de montar el Belén y antes de llegar los pastores ya estaba empapelado de carteles de protestas. Las paredes aunque sean de un Belén se han convertido en un usual soporte  publicitario, lo mismo sirve para grafiteros que para propaganda electoral, que para cartelitos de ofertas de trabajo con flecos donde figuran números para que el usuario los arranque como si estuviera en la carnicería o en el ambulatorio. El levantar un muro vacío es un peligro porque se corre el riesgo de que al día siguiente aparezca pintarraqueado o empapelado.

             El Belén de Cristina no se ha salvado de esta tendencia y esta semana lo hemos visto forrado de folios tal cual tablón de anuncios. El Ayuntamiento jerezano, como Don Mariano, el cura que interpretaba Martínez Soria en la película, está intentando renovar los métodos y modernizarse para atraer a los feligreses, pero no hay dinero ni para el serrín y los conflictos se suceden. Finalmente, se limpió de papeles y se pudo armar el Belén de Cristina que, junto al encendido del alumbrado extraordinario, dan el pistoletazo de salida al ciclo festivo de la Navidad.

            Se armó el Belén en Jerez y se armó el Belén tras las elecciones generales del pasado domingo. Ahora toca a otro Don Mariano, pero esta vez Don Mariano Rajoy el colocar cada cosa en su sitio, renovar los métodos y modernizar una nación sumida en una profunda crisis con trabajadores tan parados como los pastores que estos días podemos contemplar en el Belén jerezano de la Alameda Cristina.

          Tanto en la nación como en nuestra ciudad la estructura está montada y las piezas disponibles, ahora lo necesario es acertar en la colocación de las figuras para que todo encaje a la perfección sin que ni falte ni sobre nada. Hay que armar el Belén, también en España, sin esperar que lleguen los Reyes Magos. Es necesario destreza y hasta su dosis de arte para que todo salga como debe salir. A Don Mariano, en esta película, le ha tocado  tiempos nuevos y difíciles, adaptarse a ellos es tarea complicada pero no imposible. La conflictividad que representa esos carteles pegados al Belén de Cristina debe de ser desterrada para que cuando haya otra vez que desmontar este Belén que se comienza a armar en España, este periodo tenga un final feliz, tan feliz como todas las películas que nos dejó el  genial Paco Martínez Soria. Esperemos que así sea.

(Artículo publicado en Información Jerez el pasado domingo 27 de noviembre y el lunes 28 en VIVA JEREZ)

Escena de la película "Se armó el Belén" con Paco Martínez Soria haciendo el papel de Don Mariano. 

lunes, 28 de noviembre de 2011

VEINTICINCO AÑOS DE LA JUVENTUD COFRADE JEREZANA

          

            DEDICADO A IGNACIO GARCÍA POMAR,
 PREGONERO DE LA SEMANA SANTA DE JEREZ 2012
Y MIEMBRO DE AQUELLA  JUVENTUD COFRADE.

Aún hoy cuando se habla de la juventud cofrade todo aquél que lleva algún tiempo formando parte de nuestras corporaciones penitenciales, e incluso para muchos jerezanos, se le viene a la mente aquella juventud cofrade que capitaneada por el incombustible Lete revolucionó, allá por los años ochenta del pasado siglo, la dinámica de unas cofradías demasiado anquilosadas entonces en unos parámetros que, si bien formaban parte de ese patrimonio histórico tan insustituible, necesitaban de una apertura que les hiciera conectar con una sociedad bastante inquieta en aquellos años de transición política.

Hace veinticinco años, un 19 de febrero de 1979, al entonces delegado de juventud de la Unión de Hermandades, José Alfonso Reimóndez López “Lete” convoca a representantes de la juventud de las cofradías jerezanas a una reunión en el convento de Santo Domingo con el fin de tomar contacto y marcar pautas de cara al futuro.

Los hermanos de Loreto residíamos provisionalmente en el convento dominico, José Luis Ferrer compañero de Consejo de Lete y secretario de Loreto me pidió que asistiera en representación de la Hermandad y, a su vez, que atendiera a los convocados, al acudir, se puede decir, a nuestra casa. Esta primera reunión se celebró en la antigua sala capitular del convento, al fondo de la sacristía, asistiendo quince representantes de las cofradías jerezanas, entre ellos Juan Pedro Cosano por la Amargura, Julián Azcutia por la Lanzada, José Antonio Navarro por el Mayor Dolor, Enrique Otero por la Esperanza de la Yedra, Rafael González Cazalla por las Tres Caídas o Jesús Javier Martín por el Perdón, la mayoría de ellos formarían la coordinadora que capitaneada por Lete alcanzaría tan importantes logros y marcaría una época de intensa actividad juvenil en nuestras hermandades.

Después de aquella primera reunión en Santo Domingo se convocarían muchas más, ya en la sede de la Unión de Hermandades en la plaza de San Marcos, y de aquellos encuentros surgió ese primer Marathón Popular que ahora cumple veinticinco años y que nació con vocación de convivencia y con un espíritu de unidad en torno a un fin común.

El espíritu de Lete, una vez más, hizo arrastrar, en aquellos años, a muchos más jóvenes de entonces en la noble tarea del servicio a los demás a través de la Hermandad, entre los que se encontraban Paco Gómez, Julián Martínez, Enrique Soler, José Manuel Rodríguez, Paco Sambruno, Pepe Antonio González de la Peña, Aurora Fernández, José Barrera, Juan Manuel Barba, Enrique Martínez, José Francisco Abuín, Miguel Perea, Luis Morión y otros más. Y surgieron las alfombras de flores para el Corpus, la colaboración en la Cabalgata de los Reyes Magos, el Vía-Crucis penitencial del Cristo de la Buena Muerte desde la Basílica de la Merced a San Juan de Letrán, germen del consolidado Vía-crucis de las Hermandades; los retiros espirituales en el Seminario, dirigidos por importantes personalidades como Enrique Osborne o el padre González García-Mier, la fiesta benéfica en pro del Albergue de San Álvaro, las eucaristías mensuales, las “Conversaciones junto a tu cuerpo descendido”, la celebración de la Pascua de Resurrección, del día de la Inmaculada y de la Navidad, la ofrenda floral a la Asunción, la Exaltación Poética de la Semana Santa, los ciclos de encuentros convivenciales... Una actividad que dejó huella en el mundo cofrade jerezano y un espíritu que aún sigue imperando en muchos dirigentes de hoy, jóvenes cofrades de entonces.

La hoy llamada Carrera Popular, nació hace veinticinco años gracias a la ilusión y el trabajo de unos jóvenes cofrades y hoy, tras el tiempo transcurrido, sigue celebrándose porque el fin era bueno. Sirvan estas líneas como homenaje y recuerdo de esa Juventud Cofrade que veinticinco años después sigue viva en el recuerdo de los que la vivimos y, al igual que en la esencia de nuestras hermandades, en el espíritu de convivencia y fraternidad de tantos como se sienten unidos por alcanzar una misma meta.
(Artículo publicado en el suplemento "Cofrade" de Información Jerez el domingo 24 de octubre de 2004)
Añ0 1979. Primer "Marathon popular" organizado por la naciente Juventud Cofrade de la Unión de Hermandades de Jerez.


Veinte años después, varios de los que formamos la junta fundacional de aquella Juventud Cofrade Jerezana fuimos llamados, de nuevo, por Lete, para formar parte de su Consejo de la Unión de Hermandades.



viernes, 25 de noviembre de 2011

CELEBRACIONES ANTICIPADAS


“¡Alegría, alegría y placer que ha parido la Virgen María en el portal de Belén!" manifestación de gozo que en breve empezaremos a oir con la salvedad que cuando pare la Virgen María no es ahora sino dentro de un mes y pico, pero parece que estamos empeñados, por un consumismo desorbitado y por la manía de celebrar las cosas antes de que acontezca, en ir siempre por delante de los hechos.

El 25 de diciembre se conmemora el acontecimiento más importante de la historia, mucho más que cuantas Leonores vengan al mundo, con la diferencia que el alumbramiento de la futura reina de España, (de nuevo adelantándonos a los acontecimientos la llamamos reina), se ha empezado a celebrar desde el día que nació mientras que aquí, por estas tierras, o estamos obligados, por ciertos intereses, a festejar las celebraciones anticipadamente o es que, verdaderamente, no sabemos esperar.

Aquí llenamos las playas en primavera, cuando el frío aún azota los cuerpos y las dejamos vacías en septiembre cuando en pleno veranillo de las membrillos los calores son insoportables. Comenzamos a cantar saetas y a tocar marchas procesionales cuando no hay imágenes en la calle a quien dirigir la oración y la musicalidad y luego llega un Sábado Santo, tan reivindicado, que en Sevilla, por ejemplo, se salva por el turismo y en Jerez, cuando había procesiones, las calles estaban casi vacías. El fin de semana anterior a la Feria las casetas y el real están concurridísimos y el domingo de Feria, por antonomasia, da pena ir por el poco ambiente y por lo que te sirven en las casetas. Se llena el Rocío el fin de semana cuando todavía la Señora no ha salido y cuando la Virgen entra en la ermita el público ha decaído notablemente. Y el colmo es la Navidad, un mes antes celebrando una conmemoración que aún no se ha producido.

La Navidad, comienza con la venida del Redentor y termina con la Epifanía, al igual que la Semana Santa empieza el Domingo de Ramos y se clausura con la Resurrección, la Feria se inaugura con el encendido del alumbrado y se pone fin, antes con los fuegos artificiales y ahora, en la noche del domingo. La romería del Rocío se inicia con la salida de las hermandades y se acaba cuando la Virgen se recoge y vuelven las carretas. Todo acontecimiento y celebración tiene un principio y un fin. El origen y fundamento de la Navidad es el nacimiento de Cristo y nada más, todo lo demás, que no tenga que ver con esto, es aprovecharse de un acontecimiento cristiano para ganar dinero o divertirse.

En unos días nos llenaremos de villancicos, se alumbraran las calles, nos machacarán con propagandas, anuncios, loterías, comidas de Navidad y "zambombas", y luego cuando llegue el día del gran acontecimiento; el 25 de diciembre, parece que todo ha pasado, ni se pueden celebrar "zambombas", ni cantar villancicos, ni festejar tan feliz nacimiento, porque el centro, ahora, es un “fin de año" que no ha llegado, y ello sin mencionar unos apañados regalos que, también, ahora, vienen antes, en nochebuena.

La Navidad de Jerez es tan rica en matices, que ni puede ni debe dejarse llevar por costumbres e intereses que nada tiene que ver con las formas de vivir los jerezanos estas fiestas. Los belenes, y el día de la ilusión de los Reyes Magos permanecen fieles al periodo navideño, mantengamos, también, nuestras incomparables zambombas con su carga de tradición y de peculiaridades, sin negocios de por medio, sin otros cantes que los de siempre, sin altavoces, sin cubatas y sin fechas ajenas al periodo navideño. Una cosa es el anuncio de la venida del Niño-Dios, y otra el querer anticipar la fiesta, ni la Navidad se inicia con los primeros polvorones, ni con el comienzo de diciembre, ni después de la Inmaculada, la Navidad es cuando es, cuando en una “Noche de Paz" el "Gloria al recién nacido, Gloria" se hace realidad, ahí es cuando empieza la gran celebración. Ese es el centro y el inicio de todo el sentido de nuestra Navidad.
(Artículo publicado en Información Jerez el 19 de noviembre de 2005)
Imagen del ayer de un puesto de zambombas



miércoles, 23 de noviembre de 2011

EL ATRACTIVO BODEGUERO



La pasada semana la Bodega Díez-Mérito inauguró la reapertura de uno de sus cascos emblemáticos en el centro de Jerez, la antigua bodega Bertemati de la calle Diego Fernández de Herrera. Los primeros afortunados que pudieron hacer esta visita a estas magníficas instalaciones fueron un grupo de suecos residentes en nuestro país que quedaron encantados de poder disfrutar de los grandes vinos de esta casa centenaria. Todos siguieron con gran atención las explicaciones sobre la historia de la bodega y se maravillaron ante la elegancia de los caldos que con tanto esmero se miman entre sus muros.
             Rodeada de nuevas edificaciones y amplias calles la Bodega Díez-Mérito está ubicada en la actualidad en este interesante edificio que construyera en el siglo XIX, el marqués de Misa y que tiene la peculiaridad y el atractivo para los visitantes que sus naves están cubiertas por bóvedas de aristas en los extremos y vaídas en el resto, diferenciándose de la típica edificación bodeguera con cubiertas de madera de clara inspiración mudéjar. Un singular edificio al que se accede, dejando atrás su hermoso jardín de rosas, por una artística cancela de forja procedente del sevillano palacio de las Sirenas.

               Esta nueva oferta viene a señalar el enorme potencial turístico que posee nuestra ciudad en cuanto al sector bodeguero. Muchas han sido ya las firmas que han visto aquí un filón importante de cara a la generación de ingresos que vengan a solventar los difíciles momentos que vive el sector. Recordemos solo la apuesta importante que recientemente presentó en Fitur González Byass, un proyecto para poner en marcha un hotel de cinco estrellas, ubicado en la plaza de la Encarnación, una infraestructura de lujo pensada para que el cliente respire el aroma a vinos desde la misma entrada hasta las habitaciones, pasando por el salón, etc. Una oferta a la que se uniría la apertura de una ruta del vino en el núcleo que la compañía tiene en el Carrascal, que incluiría restaurantes, hoteles y casas rurales, además de catas de vinos, visitas para grupos y paseos en bicicleta, coches de caballos y tren. Una propuesta muy interesante que se vendría a unir a cuantas otras existen ya en la ciudad.

                 El turismo especializado en vinos y gastronomía, el llamado enoturismo, ha experimentado en los últimos años un importante avance y cada vez son más numerosos los aficionados que se deciden a viajar con el vino y la buena mesa como objetivo lúdico. Hay que aprovechar, por tanto, esta tendencia. Las Rutas del Vino y el Brandy del Marco de Jerez han dado un paso de gigante en este aspecto. Empresas y administraciones se han concienciado de la necesidad de aprovechar el potencial de este nuevo sector turístico que se encuentra actualmente en auge en otras regiones vitivinícolas del mundo.

                Iniciativas como las de Diez-Mérito o González Byass y todo el enoturismo, vienen a confirmar que en el futuro turístico de las bodegas jerezanas puede estar uno de los grandes generadores de empleo y riqueza para la ciudad. No hay que olvidar que los viajeros, al igual que antaño, aún tienen mucho que decir en todo lo referente al Marco de Jerez  y en el gran atractivo bodeguero que atesora.

(Artículo publicado en Información Jerez el pasado domingo 20 de noviembre y el lunes 21 en VIVA JEREZ)


Etiqueta perteneciente a la bodega Diez Mérito
Imagen retrospectiva de los escritorios de la bodega González Byass

Antigua postal de las bodegas Mérito.


Imagen de otros tiempos del palacio de las Sirenas de Sevilla, antes de su ruina y posterior reconstrucción. En la foto vemos la portada de forja que hoy se encuentra en la entrada de la bodega Diez-Mérito, antigua de Bertemati.


lunes, 21 de noviembre de 2011

DON FRANCISCO


No es este don Francisco el que falleció hace treinta años y del que tan bien hablaban, la mayoría de los medios de comunicación de entonces y tan malamente los de ahora. Ni va dirigido a quien fue Rey consorte don Francisco de Asís, esposo de Isabel II, víctima de la revolución de 1868, la llamada Gloriosa. Ni al infante don Francisco de Paula, hermano menor de Fernando VII, relacionado con la insurrección carlista del siglo XIX español. Ni a don Francisco Pi y Margall, aquel presidente de la primera república española, por sólo treinta y ocho días, honrado hasta la exageración y resentido por el trato de sus correligionarios. Ni a los alcaldes jerezanos D. Francisco Rivero de la Tixera. D. Francisco Talavera Rubio, D. Francisco Romero Fernández, D. Francisco de Asís Ponce de León, D. Francisco Sánchez Ibera, D. Francisco García Ruiz, D. Francisco Javier López de Carrizosa, D. Francisco Pérez de la Riva, D. Francisco Jiménez de Guinea, Dr. Francisco de Revueltas-Carrillo y Montel, D. Francisco de Paula Velarde Beigbeder, D. Francisco de Paula González y González del Castillo, D. Francisco Álvarez Antón y D. Francisco Germá Alsina.

Ni hace referencia al jerezano D. Francisco Simón Pérez de Grandallana, miembro de la Armada española que tuvo que sofocar, con recio temple, una rebelión surgida abordo de la corbeta Isabel II que estaba bajo su mando y que destinado a Italia, con sus tropas ayudó a restituir la soberanía sobre los Estados Pontificios al Papa Pio IX. Ni tampoco al jerezano D. Francisco de Morla que participó junto con Hernán Cortés en la conquista del nuevo mundo y que halló la muerte intentando proteger a los suyos.

Ni a los jerezanos D. Francisco de Medina y Arteaga y Don Francisco de Vera y Villavicencio que ocuparon en el siglo XIV cargos importantes en la Orden Mercedaria. Ni al padre Francisco de Jerez, fundador del convento Capuchino y del que se dice que fue el primer obispo de Jerez en 1643.

Ni a D. Francisco Pinto, escultor y profesor que más de una vez tuvo que poner orden en su clase por la confianza de sus jóvenes alumnos, ni a D. Francisco Carrasco, buen cofrade y mejor persona que desde su cargo en el Obispado jerezano tuvo que hacer frente a situaciones bastante difíciles, ni a D. Francisco Fernández García-Figueras que desde la presidencia de la Academia de San Dionisio se ve obligado a cambiar el reglamento para una mayor participación de sus miembros.

Me refiero a mi don Francisco de la infancia. Don Francisco era el nombre, que sin motivo que se sepa, mi abuela Consuelo, había puesto a un grueso bastón con mango en forma de bola, lo conocí, toda la vida, en un rincón de la alcoba grande de su casa de la calle Prieta.

En la casa de la abuela nos reuníamos, con frecuencia, los primos, y cuando la algarabía infantil se hacía incontrolable aparecía la abuela con el don Francisco y todos los niños quietos ante la sola presencia del bastón. Nunca sentimos su fuerza porque no hizo falta, ya que don Francisco imponía y había que calmarse, la amenaza de la abuela con su don Francisco en mano era más que suficiente para restablecer el orden alterado.

Algo falla en una monarquía para que se imponga una república, algo falla en una república para que triunfe un golpe militar, algo les falla a los que creen que  cualquier régimen militar no tiene su final, algo falla cuando se sublevan las tropas, algo falla cuando se descontrolan los alumnos, algo cuando los concejales mandan más que los alcaldes, algo cuando no se acude a los compromisos. Falla, quizás, no la autoridad sino la madurez humana. Todos los D. Franciscos mencionados, de seguro, tuvieron que acudir a sus particulares métodos, sus don Francisco, para reconducir situaciones.

La abuela no falló al hacer desaparecer, un día, su don Francisco de la casa, no hizo falta preguntarle el motivo, los niños se habían hecho mayores.
(Artículo publicado en Información Jerez el 26 de noviembre de 2005) 

Fray Francisco de Jerez, capuchino.


Francisco Franco, anterior Jefe del Estado, en su visita a la Basílica del Carmen de Jerez el 7 de mayo de 1943.

sábado, 19 de noviembre de 2011

DOMINGO DE MESAS Y PREGONES

         
          Mañana es el domingo de las mesas, de las mesas electorales y de las mesas petitorias en los Besamanos, ambas estarán constituidas a las primeras horas de la mañana, ambas tienen un presidente o una presidenta que es la que domina el cotarro, muchas coincidirán en el tipo de urna, de cristal con una ranura en la parte superior, con la anchura suficiente para que entren bien las papeletas. En ambas se suele hablar de todo, desde comidas a las horas propias hasta las peripecias para poder estar aquel día allí, en ambas se saluda a los que van llegando, se espera, se decide que papeleta o estampa coger, se refleja el nivel social del sector donde está ubicada, en su entorno hay corrillos en voz baja, atuendo de lo más variopintos, desde lo más clásico hasta lo más deportivo y miradas que lo dicen todo. A cierta hora de la tarde-noche se dan por cerradas, haciendo recuento, desmontando el tinglado y marcharse con la obligación cumplida.
          
           Mañana es el domingo de las mesas y habrá que tener cuidado de que en las mesas petitorias de los Besamanos no introduzcan candidatos al Congreso, al Parlamento andaluz o al Senado ni en las mesas electorales introduzcan un billete de cinco Euros, porque más no suelen haber, y pidan un estampa del Señor o la Virgen de sus devociones. Este es el peligro de hacer coincidir las elecciones generales y autonómicas en Andalucía con el Domingo de Pasión. Uno puede pensar mal y creer que todo esto está estudiado para que los cofrades, entre los distintos pregones de Semana Santa que mañana se ofrecen en casi toda Andalucía y el gran número de Besamanos y Besapies que se ofrecen, vayan a votar menos beneficiando a un partido o a otro. Pero la verdad es que tener elecciones en Andalucía en un Domingo de Pasión es cuanto menos improcedente porque obliga a multiplicarse entre colegios electorales para votar, iglesias para Besamanos y teatros para disfrutar de los pregones.
       
             Mañana veremos a muchos cofrades con su traje oscuro y sus insignias en la solapa cumpliendo con su obligación ciudadana de elegir a los gobernantes y ,también, veremos a políticos en pregones y Besamanos, por si, con su presencia, pueden arrancar los últimos votos. Veremos chaqué en las cabinas de las papeletas y en las cabinas del Villamarta, veremos a quienes quieran acaparar todo el protagonismo cuando el protagonismo de todo Domingo de Pasión está siempre, en Jerez, en el Villamarta y en este caso lo tiene el mercedario Padre Jesús. Si alguien quiere incorporarse a los titulares del Domingo de Pasión que se ponga, como en todas las Madrugadas Santas de Andalucía, el último, porque en esta tierra el Domingo de Pasión es del pregonero y el que venga después que lo deje pasar primero, que lo deje ocupar el lunes las portadas de los periódicos locales, que no nos corten las retransmisiones del pregón dando impresiones sobre como va la jornada, porque las declaraciones que interesan a muchos son las que provienen del primer coliseo jerezano, aunque solo sea por derecho de antigüedad en este domingo de olores a incienso.
           
             No hagamos del Domingo de Pasión un domingo de pregones de vencedores y vencidos, de declaraciones diciendo, otra vez lo mismo, que todos han salido beneficiados, que habrá que esperar al recuento definitivo, que se reunirán para analizar los resultados, que es un proyecto a largo plazo, que la culpa es del bipartidismo, de la campaña agresiva, del voto oculto, de no haber explicado bien el mensaje, etc., etc., etc.,. El Domingo de Pasión 9 de marzo de 2008, no se volverá a repetir, por ello intentemos que sea como siempre han sido todos los Domingos de Pasión en Andalucía y más concreto en nuestro Jerez, con su pregón, con sus Besamanos y Besapies, con su ambiente previo a los días de Semana Santa. Un domingo clásico como siempre ha sido.
            
            Mañana, el gran servicio de los politicos y de los medios de comunicación a los ciudadanos es no cambiar nada, no alterar las tradicionales normas de esta tierra. Ya lo dijo el genial Antonio Burgos, el ansiado pregonero de Sevilla, respetemos la Andalucía clásica, las normas del no cambiar nada, y lo clásico como lo definió Rafael el Gallo era "lo que no se pué hacé mejó", y en esta tierra el Domingo de Pasión, gracias a su ambiente de siempre, no se puede hacer mejor, no lo estropeemos.
          
              (Artículo publicado en Información Jerez el 8 de marzo de 2008 con motivo de la coincidencia de las últimas elecciones generales con el tradicional Domingo de Pasión)


Aquel domingo se unieron dos tipos de mesa, las electorales y las petitorias de los templos, mientras el recordado Padre Jesús en el Teatro Villamarta finalizaba su Pregón de la Semana Santa señalando a un niño moreno, auténtico triunfador de la jornada.
    

jueves, 17 de noviembre de 2011

LA BODEGA DE BACO


En estos días un accidente en la estructura del edificio ha traído a la actualidad la bodega del Dios Baco, situada junto a la iglesia de los Descalzos. Este complejo bodeguero debe su nombre a la estatua que corona la fachada que se ofrece a la calle Medina.
            Baco era el dios griego del vino y la historia demuestra que su culto tuvo un origen extranjero, oriental probablemente, como parecen indicarlo las desenfrenadas orgías báquicas. Las bacanales eran las celebraciones religiosas en honor del dios Baco que, de danzas apoyadas en instrumentos rítmicos y de percusión, degeneraron pronto en exaltaciones orgiásticas que sólo por su origen y denominación tenían ya algo que ver con su procedencia religiosa. Por ello no es de extrañar que la virtuosa dama jerezana doña Carmen Núñez de Villavicencio, marquesa de Domecq D'ustaín, benefactora de fundaciones benéficas y educativas, llevada por su condición cristiana y piadosa, mandase quitar esa estatua del fundador de las bacanales de su bodega y en su lugar levantar uno de sus tantos monumentos al Sagrado Corazón de Jesús. La firma Palomino y Vergara, por contra, la mantuvo sobre el frontón de la bodega de su propiedad, aquella que en 1848 se había edificado sobre los terrenos que en tiempo fueron parte del convento de franciscanos descalzos patrocinado, en su fundación, por el veinticuatro de Jerez, don Pedro Fernández de Laiguarda.

Cuentan que en una de las visitas pastorales del cardenal Segura a Jerez, tras bajarse en la estación de tren y pasar por delante de esta deidad con su manto y su copa en mano, la confundió con una Virgen con un cáliz, mostrando su total disconformidad a tal representación pues la Iglesia no otorga condición de sacerdotisa a María.
            La bodega de Baco es de las más ricas en ornamentación de fachada de las bodegas jerezanas, forma un armonioso conjunto con el templo colindante y con cuantos cascos bodegueros la circundan. Cuando se enriquecía con más de cinco mil botas daba gusto pasar, entre naranjos, por delante de su fachada, saboreando el olor a fino de calidad y contemplando esas típicas mesitas y sillas andaluzas que invitaban a sentarse mientras se degustaba una muestra de cuanto tesoro líquido allí se criaba.

Hoy lo poco de crianza que le quedaba a todo el complejo bodeguero de Dios Baco se ha venido abajo, en poco tiempo serán trasladadas las botas de Páez Morilla y la techumbre más afectada, con 150 años de historia, teja a teja, tendrá que ser demolida. Y mientras tanto Baco, hijo de Zeus y Semele, seguirá levantando su copa, cansado por los años, exiliado por sus devaneos y hasta perfumado por los últimos vinos derramados en una de sus bodegas. Cuenta la mitología que Zeus le llevó unido a su propio muslo desde su nacimiento hasta que alcanzó la madurez, momento en que comenzó a vagar por la Tierra donde introdujo el cultivo y el uso de la viña entrando en Europa por Tracia.
              No sabemos si llegó a Jerez y por donde entró, quizás por el mismo sitio que el cardenal Segura para quedarse en la bodega donde hoy está y de vez en cuando desparramar sus vinos como en una de aquellas bacanales que se hacían en su honor, lo cierto y verdad es que su estatua de la calle Medina sigue mostrando majestad, la misma majestad que dudó su madre tuviese su esposo Zeus, incertidumbre que le costó la vida.

La historia de Jerez, también está unida al muslo bodeguero de sus caldos, por eso cada vez que una bodega se viene abajo se arranca una página de historia de la ciudad, se borran para el futuro catedrales hechas para el producto de aquellas viñas que trajera un día el hijo de Zeus desde los confines del Olimpo. Un producto que ahora se pone en entredicho y que tanta riqueza y gusto al paladar ha otorgado durante siglos. Un sabor que necesita ser protegido y apoyado, tanto o más que esas bodegas que son la arquitectura determinante de la estructura urbana de Jerez.
(Artículo publicado en Información Jerez el 21 de julio de 2007. El potencial bodeguero de Jerez es un valor en alza, el pasado sábado se reabrió a las visitas turísticas la bodega Díez-Mérito)

Dibujo antiguo de las bodegas Palomino & Vergara. A la izquierda la bodega de Baco y la iglesia de los Descalzos.


Postal antigua de la bodega de Baco, perteneciente entonces a la firma Palomino y Vergara

Patio de la bodega Palomino y Vergara en una imagen de otros tiempos, para situarnos vemos detrás la Estación de Ferrocarril. Este lugar en la actualidad se encuentra rodeado de bloques y lleva por nombre plaza de la Virgen de la Amargura

Otro rincón de la actual plaza de la Virgen de la Amargura, tras la bodega de Baco, cuando este espacio formaba parte de la bodega Palomino y Vergara y aún no se había construido al fondo la barriada Pio XII. 

martes, 15 de noviembre de 2011

MÚSICA CELESTIAL


            
            En tiempos remotos, era muy debatido el tema de la existencia o no, de tres clases de música: la instrumental, conocida por todos; la música humana, que reflejaría la armonía entre el cuerpo y el espíritu y la música celestial o mundana, también llamada "música de las esferas", considerada inaudible para los sentidos, pero que estaba determinada por la velocidad y distancia de los astros. Incluso, se llegó a afirmar que las siete notas de la escala musical se correspondían con los siete planetas del sistema Solar, mientras que las doce consonancias o series de acordes equivalían a los doce signos del Zodíaco. Para algunos, hasta se volvió motivo de preocupación averiguar si en el Cielo se cantaría esa música. Todas estas quiméricas conjeturas acabaron por dar origen a la expresión música celestial, que con el correr del tiempo se aplicó para desdeñar -por vanas e inútiles- aquellas promesas que se hacen envueltas en palabras sonoras y engañosas.

            Pues bien, en Jerez este domingo tendremos mucho de música celestial, por un lado la de los políticos metidos en campaña electoral con sus discursos de promesas y palabras sonoras, y por otro la de las bandas jerezanas que juntas celebrarán, en un pasacalle primero y en un concierto después en el Alcázar, la fiesta de Santa Cecilia.

             Santa Cecilia fue nombrada patrona de la música en 1594 por el Papa Gregorio XIII y, a través de los siglos, su figura ha permanecido venerada por la humanidad con ese padrinazgo. Su fiesta es el 22 de noviembre, fecha que corresponde con su nacimiento y que ha sido adoptada mundialmente como el Día de la Música. El padrinazgo de la música le fue otorgado por haber demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música.
             Hoy Jerez se llenará de esa otra música celestial que tanto apacigua a las fieras, esa música que tanto atrae a los sensibles, a los apasionados por todo lo que sea arte, esa música que tanto cautivaba a Cecilia, la santa de la auténtica música celestial.

             En el siglo II antes de Cristo el músico chino Yuel-Si afirmaba que la música es la armonía del cielo y la tierra. Platón, por su parte, defendía que la música era para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo. Para Pitágoras la música es un nexo entre el hombre y el cosmo. Para otros célebres compositores la música, que es el verdadero lenguaje universal, es la aritmética de los sonidos, como la óptica es la geometría de la luz. El propio Beethoven dejó dicho que la música constituye la revolución más alta que ninguna filosofía.

         La música llenará las calles jerezanas de este otoñal domingo, sus sonidos se perderán en las alturas de los cielos jerezanos, en una auténtica armonía entre el cielo y la tierra. Entre tanta palabrería, griterío y molestos ruidos que nos azotan en el mundo de hoy, dejemos espacio para la auténtica música celestial que nos eleva los sentidos y que, excavando en el cielo, tanto nos puede aliviar el espíritu.
         (Artículo publicado ayer lunes en VIVA Jerez y el pasado domingo 13 de noviembre en Información Jerez)
 





Bello contraluz de D. Moisés Davia Soriano director que fuera de la Banda Municipal jerezana


Fotografía del ayer de otro director, un joven Joaquín Villatoro Medina al piano, años antes de hacerse cargo de la Banda Municipal de Jerez.


    

sábado, 12 de noviembre de 2011

LAS VERDADES DEL "BARQUERO"


Dedicado a Fernando Fernández-Gao Palacios.

A principios del siglo XV  Jerez tenía playas, concretamente en la zona popularmente conocida como el chicle, por su terreno fangoso consecuencia de aquellas aguas que lo cubrieron y que les llegaban desde el cercano río Guadalete. Allí realizaban sus faenas los barqueros jerezanos, esos hombres de la mar que desde el vecino puerto del Portal trasladaban las mercancías de nuestra ciudad al Puerto de Santa María y a otros puntos de la Bahía gaditana.

Los barqueros jerezanos se agrupaban en una hermandad gremial bajo el patronazgo de San Telmo. En 1588 se funda la Hermandad del Cristo de la Expiración en la ermita de su santo patrón y los barqueros empiezan a profesar profunda devoción a ese Cristo que de ser el Cristo de los barqueros pasaría a ser, con los años, el Cristo de Jerez. Herederos de esos barqueros son hoy, los cofrades del Cristo y entre todos ellos un hombre que, ahora, finaliza su mandato como presidente de la Unión de Hermandades de Jerez. Un descendiente de aquel Fernández-Gao, camarero secreto de capa y espada de Su Santidad el Papa Pío XI, mayordomo perpetuo de la Cofradía de la Expiración, que consagró su vida al engrandecimiento de su hermandad; un brillante cofrade que saneó económicamente las arcas, aumentó en gran número la lista de cofrades, consiguió para la misma los títulos de Real y Pontificia, y una más que loable acción social, entre otros muchos éxitos y logros en su gestión. En definitiva fue el artífice de esa grandiosidad que la hermandad ha sabido mantener hasta hoy.

Fernando Fernández-Gao, hasta ahora presidente de la Unión de Hermandades de Jerez, es un digno descendiente de aquel Fernández-Gao que a principios del siglo XX revolucionó la jerezana Hermandad del Cristo de la Expiración. Ahora, Fernando, pasa, como diría, otro ejemplar cofrade, Paco Garrido, a los cuarteles de invierno, pero deja atrás toda una labor en pro de su cofradía y de todas las hermandades de Jerez.

Aún recuerdo cuando fuimos llamados por nuestro común amigo Lete para reconstruir una Unión de Hermandades que había quedado maltrecha tras distintas circunstancias, y, en los salones de San Miguel, comenzar un nuevo e ilusionante proyecto en pro de todas las cofradías jerezanas. Una Unión de Hermandades que, recobrando una dinámica de normalidad, puso las cosas en su sitio y tras un duro trabajo, tú, Fernando, cogiste la antorcha, bien alta que dejó Lete, para seguir siendo instrumento de servicio a Dios y a sus cofradías. Al llegar el momento del relevo, más por problemas físicos que por falta de ilusión por seguir trabajando por el mundo cofrade, entregas el cargo con la misma categoría que lo hicieron los anteriores, con la misma categoría que te exige tu condición de cofrade y de hombre de iglesia.

Atrás dejas muchas verdades y también muchas mentiras que tú sólo conoces, pero, tú sabes igual que yo, aunque ambos seamos cofrades distintos, de cofradías distintas, con señas de identidad distintas, que por encima de todo, están las auténticas verdades, las verdades del Barquero. Ese Barquero, con mayúsculas, que abre los brazos cada Viernes Santo para acoger a todo Jerez, el mismo que te ha permitido volver de nuevo a Jerez para estar con Carmen y con los tuyos, ese mismo Barquero que encalla su barca en las playas de nuestro sentimiento para, si queremos, montarnos y navegar juntos. La misma barca que nunca naufraga porque tiene la fuerza de la fe de los que la ocupan, la garantía del Patrón que la maneja y los vientos de la vela que la lleva a buen puerto. Esa barca con tres cruces tiene un Barquero lleno de verdades, esas son las que importan para dar sentido a este valle de lágrimas, y el que no se lo crea que vaya al Reina Sofía de Córdoba y comprenderá porqué la Virgen del Cristo lleva el nombre de Valle y cuáles son las verdades del Barquero. ¿Verdad Fernando?
(Artículo publicado en Información Jerez el 21 de octubre de 2006. A Fernando Fernández-Gao Palacios le sustituyó en el cargo Manuel Muñoz Natera y a este Pedro Pérez Rodríguez que ayer tomó posesión solemnemente como Presidente de la Unión de Hermandades de Jerez)

Itmo. Sr. D. Fernando Fernández-Gao González
Hermano Mayor de la Cofradía del Cristo de la Expiración (1919-1931)
Camarero Secreto de capa y espada de Su Santidad el Papa Pio XI



jueves, 10 de noviembre de 2011

LA MAGIA DE LEER


El delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real, acompañado por el director de la Red Bibliotecaria Municipal, Ramón Clavijo, ha presentado esta semana la décimo segunda edición de la Campaña de animación a la Lectura que organiza la  Red  de Bibliotecas Municipales.  Como todos los años se pone en marcha esta   actividad en todo el término municipal, actuando como puntos las distintas bibliotecas –tanto urbanas como rurales- que conforman la red pública municipal. El lema elegido es ‘La magia  de leer”.

           
El filósofo y ensayista José Antonio Marina y la profesora de Derecho Civil de la Complutense María de la Válgoma se han adentrado en su libro “La magia de leer” en una interesante tarea: hacer ver a los lectores las sensaciones que les esperan una vez abierto un libro. “Los autores de la obra nos sentimos felizmente hechizados por los encantamientos de la lectura y nos gustaría que este libro sirviera para extender la magia”, aseguran.

         ¿Y en qué consiste este hechizo? Pues en dos magias previas e imprescindibles: la del lenguaje y la escritura. Según los autores, “todo lo que tiene que ver con el lenguaje es desmesurado y misterioso, es a la vez trascendental y rutinario”. La magia de la lectura se manifiesta cuando aprendemos a leer. Leer es conseguir la llave para entrar en un mundo nuevo, un mundo de poder y libertad. No en vano, tal y como afirman los escritores en su obra, “la lectura ha sido considerada siempre un peligro por todas las autoridades religiosas o dictatoriales, porque es una actividad emancipatoria, lo que resulta siempre peligroso”. En Egipto, a las bibliotecas se les denominaba “tesoro de los remedios del alma”, curábase en ellas la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y origen de todas las demás

           Las encuestas indican que España es uno de los países europeos donde menos se lee. Según José Antonio Marina y María de la Válgoma, “la lectura se encuentra adosada por la competencia de otras fuentes de diversión e información, en especial por los medios audiovisuales”. Pero existen muchos niveles en los que las imágenes no pueden competir con las palabras. Ningún documental podrá describir un árbol destruido como el siguiente verso del poeta Antonio Machado: “Al olmo viejo hendido por el rayo/ y en su mitad podrido,/ con las lluvias de abril y el sol de mayo/ algunas hojas verdes le han salido”. Groucho Marx decía que la televisión era muy educativa pues cada vez que alguien la encendía invitaba a irse a otra habitación a leer un libro.
         Bienvenido sea este nuevo ciclo de animación a la lectura que tanta aceptación ha tenido en ediciones pasadas y que sirva no solo para fomentar, en nuestra ciudad, la afición a leer sino también para descubrir el poder mágico de la lectura tan maravilloso como insustituible.
          (Artículo publicado en Información Jerez el pasado domingo 6 de noviembre y en VIVA JEREZ el lunes siguiente)
Antigua Biblioteca Municipal de Jerez fundada en 1873 en las Casas Consistoriales


 Actual sede de la Biblioteca Municipal en la plaza del Banco en una instantánea de 1954 con motivo de la recordada nevada que cayó sobre Jerez en febrero de aquel año.







martes, 8 de noviembre de 2011

ASILO AL PRENDIMIENTO


           El Asilo de San José situado en pleno barrio de Santiago, en la calle Taxdirt, la antigua de la Sangre, por radicar primitivamente en el edificio que ocupa hoy esta residencia de ancianos el Hospital de la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo fundado en 1485 por Nuño García, carpintero de carretas, en su propia casa. Según investigadores y expertos en la historia del arte local, del siglo XV solo conserva los pilares ochavados de la logia abierta al exterior. Interiormente se encuentra muy trasformado y en su fachada conserva dos espléndidas portadas del XVIII, la del antiguo hospital y la de la iglesia.

Esta iglesia, hoy sin culto, tiene una rica historia relacionada con la piedad y la religiosidad jerezana. Especialmente vinculada a las imágenes originarias de la antigua Cofradía de los Dolores, el Crucificado de la Salud, venerado hoy en San Lucas, y la Virgen de la Esperanza de la Yedra. En los últimos años la Hermandad del Prendimiento, entre 1958 y 1968, estuvo saliendo desde este histórico edificio debido al mal estado de su iglesia de Santiago.

Ahora, de nuevo, el Señor del Prendimiento necesita asilo para su tronío, para ser venerado con la categoría y la solemnidad, que tan prodigiosa y venerada imagen merece. Ahora nuestro Ayuntamiento va a dar casa a quien, tras muchos años, busca de nuevo posada y no es casual que se unan tres nombres San José, titular del Asilo, su desamparada Madre y su Hijo, el Divino Preso de Santiago.

La capilla del Asilo de San José, como su nombre indica, porque ¿qué padre no da asilo a su hijo cuando este lo necesita?, va a ser el portal flamenco de un Belén jerezano que quiere a su Señor y que Io quiere entronizado en el mejor de los altares y abierto a recibir la visita de esos pastores de la vida que llenan los patios y los corrales del barrio de Santiago. Y en José el titular del templo va representado todo Jerez por medio de su Ayuntamiento.

           Los ancianos de la calle de la Sangre, los de la residencia y los de fuera, están de enhorabuena, porque les llega un vecino de lujo, con las manos atadas, atados como tantos de ellos están por las dificultades de los años y, a veces, hasta por las injusticias.

El Señor del Prendimiento, que se verá este año de cara con su Madre  morena de la Merced, llegará muy pronto a esa posada del viejo Asilo, para seguir siendo el punto de referencia devocional no solo de su barrio sino también de todo Jerez, llegará para nacer de nuevo, en cada corazón noble y en cada mirada necesitada, llegará, como llegó a Belén, para ser luz del mundo, para ser consuelo de quien lo necesite y misericordia de quienes se hunden, en el desamparo.

El Señor del Prendimiento buscará asilo en la capilla del antiguo Hospital de la Sangre para sus cultos y para su procesión, para nacer con los que nacen y morir, como Paco Daza, con los que mueren agarrados a los colores blanco y rojo, llegará para mirar a los que le miren, a seguir moviendo tantas cosas con su mirada, a ser romero de lujo cuando por allí pasen las carretas rocieras, herederas de aquel carpintero que un día donó su casa a la beneficencia; a ser penitente en Semana Santa y a ser carita divina en Navidad con cuerdas entre sus manos.

El Prendimiento nacerá de nuevo en esta capilla-portal porque como decía la sevillana de Marismas “Quien me pué asegurar que Cristo no fue gitano y que en vez de un portal El naciera en Santiago. Pa alcanzá la eterniá., pa alcanzá la eterniá, tenemos un buen ejemplo en las manos amarrás del Señor del Prendimiento”.
 (Artículo publicado en Información Jerez el 18 de marzo de 2006. Hoy se inauguran las nuevas instalaciones del Centro de Acogidas San José, antigua Asilo, mientras Santiago permanece olvidado y la Hermandad del Prendimiento continua celebrando sus cultos en la capilla del histórico Asilo.)



Imagen retrospectiva de la calle Taxdirt, antigua de la Sangre,al fondo la iglesia de Santiago y el Asilo de San José.




Fachada del primitivo Hospital de la Sangre, posteriormente Asilo de San José, en una fotografía de mediados del pasado siglo XX.





domingo, 6 de noviembre de 2011

UMBRETE Y JEREZ, MUCHO EN COMÚN


          Lo dejó dicho la Alcaldesa de Jerez el pasado domingo en el marco de XIX Feria del mosto y de la Aceituna Fina de Umbrete: "Umbrete y Jerez tienen mucho en común, y son el vino y el mosto los que constituyen nuestro vínculo con este hermoso pueblo del corazón del Aljarafe".
        
         Umbrete, es uno de esos pueblos aljarafeños, donde se respira el poderío que da la presencia de la industria del vino. A 17 Kilómetros de Sevilla y con unos cinco mil habitantes, Umbrete, además de por su apreciado mosto, principal protagonista de gastronomía tradicional, es conocido por su patrimonio artístico y por las numerosas y atractivas fiestas que celebra durante el año.
        
         En tiempos de la dominación árabe, Umbrete ya era una floreciente alquería, pero fue a partir de la reconquista cristiana cuando este bello pueblo cobra importancia. Sobre todo a raíz del reinado de Alfonso X el Sabio. Su principal iglesia, del siglo XVIII está bajo la advocación de Nuestra Señora de Consolación y en su núcleo urbano llama la atención sus numerosas bodegas.
        
           Hablar de Umbrete lleva siempre aparejado hacerlo también de su mosto. Porque el mosto el algo más que el producto típico de la zona: es una forma de vida. Cuando llega Septiembre y con él la vendimia, el desempleo baja considerablemente en la villa y gran parte de actividad local se centra en el sector de la vid. A raíz de la crisis de finales de los años 60 que azotó el sector vitivinícola de la localidad, Umbrete, que en aquel entonces contaba con gran cantidad de pequeños propietarios de bodegas y viñas, hizo fuerza común aglutinándose de cara al exterior para promocionar su mosto y sus vinos. Hoy es un referente en toda la comarca y su mosto es muy preciado y demandado en gran medida
          
            Umbrete, "la ciudad del mosto", así consta en el cartel de bienvenida a este pueblo. Y en verdad hace honor a dicho apelativo, el mosto está presente como bebida predominante en todos los lugares umbreteños. Las tierras de Umbrete están dedicadas a partes iguales al cultivo de la vid y del olivo, no en balde su feria se llama del mosto y de la aceituna, una buena combinación para no despreciar. Los carteles de la bodega Salado, la que surte de mosto a buena parte del Aljarafe e incluso a Sevilla, bien podría anunciar nuestra incomparable Feria del Caballo, con su blanca jaca en primer término sobre un fondo de botas de vinos, encalados pilares y vigas de madera. Allí, en Umbrete, es un placer degustar mosto acompañando a codornices a la plancha en "La cabaña" o visitar el bar Justicia, una bodega muy singular con mesas de camilla con su correspondiente "pañoestufa" que para los días de frío, están surtidas de sus correspondientes braseros de carbón, y que junto con el mosto y el potaje de garbanzo con bacalao ofrecen todo el calor necesario para los días invernales. Una oferta de lo más apetitosa y confortable.
          
           Esto es solo un ejemplo del arte que hay en Umbrete para hacer atractiva su visita, para potenciar sus productos y para supervivir en estos tiempo de crisis. Umbrete tiene mucho en común con Jerez pero quizás nos ganen en originalidad y en vista comercial con solo cinco mil habitantes y con mucho menos proyección internacional.
          
           El rey Alfonso X el Sabio donó el municipio al cabildo eclesiástico y al arzobispado de Sevilla . Por eso no es de extrañar que sean edificios de carácter religioso como el palacio Arzobispal, los que conformen gran parte de su patrimonio histórico-artístico. Este palacio, en un principio, se utilizó solo con recreo para los meses estivales, pero luego se convirtió en residencial habitual de los principales mandatarios de la iglesia sevillana. Junto al citado palacio se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación que por su grandiosidad es conocida como la catedral del Aljarafe, los dos edificios están unidos por un bello arco que se levantó para salvar la calle y facilitar a los prelados su paso de un edificio a otro.
           
           Que este hermanamiento entre Jerez y Umbrete no quede como un mero acto protocolario entre dos municipios de tan honda tradición vitivinícola sino que sea como ese arco que simboliza a Umbrete y afianza la unión entre dos monumentos tan significativos. Que esa unión, tal como afirmó la Alcaldesa de Jerez, cristalicen en una colaboración permanente para otros muchos proyectos. Y que tal como aseguró el consejero Gaspar Zarrías sobre Umbrete, también se pueda decir de Jerez, que ha crecido, y se ha desarrollado, pero siempre sabiendo guardar sus más preciadas señas de identidad.
        
           (Artículo publicado en Información Jerez el 23 de febrero de 2008. Con la llegada del frío se inicia la temporada del mosto en toda la comarca de Jerez)
Convivencia en torno al mosto en Umbrete


Imagen antigua de la Feria de Umbrete



Venenciador umbreteño

viernes, 4 de noviembre de 2011

MUSEOS DE JEREZ


          Cuando a mediados del pasado siglo el turismo se había convertido en el gran potencial económico de España, Jerez seguía siendo un destino turístico olvidado, ni hoteles ni museos despertaban el interés general, solo el Museo Arqueológico en un precario espacio expositivo junto a la biblioteca municipal y el singular Museo de Relojes de la Atalaya podían despertar algo de interés y poco más. Con el paso de los años la oferta museística de la ciudad se ha ido incrementando notablemente, Jerez cuenta en la actualidad con un museo de enganches en las antiguas bodegas de Pemartín, el del Misterio de Jerez en la Atalaya, el de etiquetas de Garvey, el de la Miel en el Rancho Cortesano, el Taurino, el del Traje Corto en la calle Bizcocheros, el del Arte Ecuestre en el Recreo de las Cadenas, el Museo del Jerez situado en la Bodega Williams-Humbert; a los que habría que añadir los remodelados Museo del Tiempo, antiguo de relojes, y el Arqueológico en la plaza del Mercado a la espera de una pronta reapertura tras su ampliación.

Desde ayer Jerez cuenta con un nuevo museo, ubicado en la catedral, un espacio expositivo donde poder admirar el tesoro artístico del primer templo de la ciudad. Una muestra del rico patrimonio que custodia la Iglesia local y que muy bien podría ser el embrión de un futuro Museo de Arte Sacro donde exponer las diversas piezas de incalculable valor que guardan parroquias y conventos. 

En breve se anuncia, también, la apertura al público, tras su inauguración hace ya unos meses, del ansiado Museo del Belén, ese que en la calle Circo mostrará a jerezanos y visitantes las maravillas que condensa el arte belenista de la ciudad, un gozo para los sentidos que hasta ahora solo se podía disfrutar en tiempos de Navidad pero que ya, con esta nueva oferta museística, será posible en todas las épocas del año.

Igualmente ocurre con el pretendido Museo de las Cofradías, otro anhelado proyecto que el nuevo presidente de la Unión de Hermandades tiene en mente retomar con el fin de poder mostrar el enorme patrimonio artístico que atesoran las Cofradías y que, a su vez, ayude a hacer frente a los altos costos que supone su mantenimiento. Un museo que muy bien podría complementarse con la visita a las zonas expositivas de las distintas Casas de Hermandad, contando con unos convenios que favorecieran a todos.

A la espera de su puesta en marcha está el futuro Museo de Pinturas sobre la base de la actual pinacoteca de Joaquín Rivero, ubicada actualmente en las Bodegas Tradición y que se proyecta ampliar en un recuperado Palacio de Riquelme y El Museo Lola Flores en la Cruz Vieja, de indudable atractivo para nativos y visitantes por la enorme popularidad de esta jerezana inmortal.

Los museos conservan y exponen los objetos que mejor ilustran las actividades del hombre y son culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos. Abramos esos museos que tanto reflejan, no solo un rico patrimonio sino también la historia y el alma de nuestra tierra porque, como diría Kemp, aquí se expone un arte que se vive cuando en otros rincones del mundo, eso mismo, solo se cuelga en las paredes. 
(Artículo publicado en Información Jerez el domingo 30 de octubre de 2011 y en Viva Jerez el lunes 31) 

A principios del siglo XX existió en Jerez un Museo de Bellas Artes establecido en los claustros de Santo Domingo. En la foto correspondiente al año 1903 de Diego González Lozano vemos, en el llamado "Salón Escritorio" a su propietario D. Manuel Críspulo González, marqués de Bonanza, y sus socios D. Alfonso Rodríguez de Losada y D. Manuel Ysasi.